Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Las manualidades más divertidas para un Halloween con niños

Las manualidades más divertidas para un Halloween con niños

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas, ¡esto es Halloween! Y aunque aún quedan por ahí algunos rezagados que se resisten, créenos, lo mejor es sumarse a la fiesta. Hazte con los harapos más terroríficos que encuentres (una sábana agujereada siempre da el pego), busca en Google a ver qué es eso del ‘truco o trato’ y siéntate a ver por decimonovena vez Hocus Pocus mientras vacías calabazas. En este artículo vamos a proponerte unas cuentas ideas para pasarlo en grande con los preparativos y despertar la imaginación de los más peques consiguiendo una decoración de miedo. ¡Apunta!

Los murciélagos más enrollados

Fácil, barato y para toda la familia. Crear murcielaguitos con rollos de papel higiénico es una manualidad genial para hacer con niños. ¿Qué necesitas? Los tubos de cartón del papel higiénico (tantos como pequeños vampiros quieras hacer), cartulina negra, cartulina roja y cartulina blanca (puedes comprar este bloc de cartulinas de colores de Oxford que las contiene todas), un par de folios blancos, tijeras, pegamento en barra, témpera negra, pincel y un lápiz.

Cómo hacer los murciélagos paso a paso:

  • Pinta el rollo de papel con témpera negra valiéndote de un pincel (también serviría la pintura de dedos).
  • Dibuja en un folio en blanco y a lápiz (por si no sale bien a la primera) las alas del murciélago y recórtalas.
  • Usa las alas recortadas como plantilla colocándolas sobre la cartulina negra y recorta de nuevo para obtener las alas definitivas.
  • Ahora pega las alas en la mitad superior del rollo.
  • ¡Ya casi lo tenemos! Dibuja sobre la cartulina blanca dos colmillos y sobre la cartulina roja una pequeña boca.
  • Recorta los colmillos y la boca.
  • Pega primero la boca roja hacia la mitad del rollo y, a continuación, a ambos lados de la boca, pega los colmillos. ¡Solo nos quedan los ojos! Tenemos dos opciones: comprar y pegar unos ojos saltones ya hechos o hacerlos nosotros mismos. ¿Cómo? Dibujándolos sobre una cartulina blanca con un rotulador negro, recortándolos y pegándolos.

Guirnaldas de fantasmas y calabazas

Esta es otra manualidad perfecta para que los más pequeños colaboren en todo el proceso y la guirnalda quedará espeluznantemente fantástica adornando cualquier pared de la casa. ¿Qué necesitamos? Cartulina blanca y naranja, un cordel, rotuladores de colores (a nosotros nos encantan los Grip Felt Tip de Faber-Castell por la variedad de colores y porque la tinta desaparece de la ropa con el lavado), tijeras y pegamento.

Cómo hacer guirnaldas de Halloween paso a paso:

  • Primero, dibujamos con lápiz (que siempre se puede borrar) las siluetas de un fantasma y de una calabaza sobre una hoja blanca.
  • ¿Nos gusta el resultado? Pues recortamos ambas formas y las utilizamos como plantilla, el fantasma sobre la cartulina blanca y la calabaza sobre la cartulina naranja.
  • Recortamos tantos fantasmas y calabazas como queramos y, ahora sí, llega el turno de usar los rotuladores para pintar ojos a los fantasmas y ojos, nariz y una terrorífica boca a las calabazas.
  • Por último, pegamos todas las piezas al cordel y ¡ya tenemos la monstruosa guirnalda!

Los globos más dulces y espantosos

Esta manualidad incluye pintar temibles caras, pinchar globos y encontrar dulces, ¡el sueño de cualquier niño! (y de algún que otro adulto). Vamos a decorar la casa con globos de Halloween rellenos de chuches. ¿Qué necesitamos? Globos blancos y naranjas, un rotulador negro permanente (el clásico Edding 3300 es perfecto), un cordel y muchas chuches.

Cómo hacer globos de Halloween paso a paso:

  • Rellenamos los globos con las chuches elegidas, los hinchamos y los atamos.
  • Ahora pintamos con el rotulador negro permanente diferentes caras en los globos: en los blancos podemos hacer dos grandes ojos y una boca en forma de círculo para emular a un fantasma y en los naranjas ojos triangulares y una boca desdentada como si se tratara de una calabaza. Cada globo puede ser diferente.
  • Por último, les atamos una cuerda larga y los dejamos volar.

BLOG_RELATED_ARTICLES / ¡Descubre nuestros últimos artículos!