Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica de Cookies

¿Cómo puedo convertir la impresión en un proceso eco-friendly?

Paula Fernández Comentarios 0
Imagen de ¿Cómo puedo convertir la impresión en un proceso eco-friendly?
16 ene.

Todo lo que hacemos a lo largo de día, de una forma u otra, tiene una incidencia sobre el medio ambiente, provocando consecuencias negativas como pueden ser, por ejemplo, el cambio climático o la contaminación. Por ello, hay que conseguir cambiar nuestras acciones del día a día y ser respetuosos con el medio ambiente. Nosotros, en este artículo, te vamos a dar una serie de consejos para que los tengas en cuenta a la hora de utilizar una impresora y poder convertir tu impresión en un proceso respetuoso con el medio ambiente.

Elegir impresoras sostenibles

Muchos dispositivos electrónicos ya cuentan con etiquetas medioambientales que señalan que el producto muestra una consideración por el medio ambiente. Así en España, los artículos que cuentan con la acreditación Blue Angel y Energy Star indican a los usuarios que son productos sostenibles y respetuosos con la naturaleza. Por eso, es conveniente comprar impresoras que presentan este tipo de etiquetas.

Imprimir a doble cara

Imprimir por las dos caras del folio no solo sirve para ahorrar papel, sino también para no desperdiciar este recurso. También es importante que los documentos impresos que ya no se necesiten sean depositados en el contenedor de color azul para su reciclaje.

No se debe olvidar que el papel es un recurso que proviene de la madera extraída de cientos de árboles y que la deforestación es uno de los mayores problemas medioambientales del planeta.

Usar una tipografía más económica

Las tipografías Courier y Garamond son perfectas para disminuir el consumo de los consumibles de la impresora. Pero hay otra tipografía aún mejor en lo que al ahorro se refiere, ya que permite reducir hasta en un 20% la tinta utilizada en cada impresión: se trata de la Ecofont. Otras acciones como, por ejemplo, no emplear negritas, subrayados o, incluso, utilizar fuentes de menor tamaño también ayudan a reducir el consumo de tinta.

Reciclar los equipos de impresión y los consumibles

Cuando la vida útil de una impresora finaliza y no se tiene pensado comprar una nueva, deberías llevar este aparato al punto limpio más cercano. Una vez allí, lo trasladarán a plantas de tratamiento, en las que se encargarán de separar y reciclar sus componentes. Si, por el contrario, se tiene intención de comprar una impresora nueva, se podrá entregar el dispositivo antiguo en la tienda donde se adquiera la nueva para proceder a su reciclaje.

Y, por supuesto, los consumibles de la impresora también se deben reciclar. Hasta ahora son muchos los cartuchos y tóners que no se reciclan, y acaban en vertederos donde se terminan degradando. Pero esto tiene que empezar a cambiar: es importante que los consumibles, una vez agotados, se lleven a un punto limpio o a una empresa especializada para su posterior reciclaje.

Déjanos tus Comentarios