Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica de Cookies

¿Cómo ahorrar tinta en tu impresora? ¡Apunta estos trucos!

Sara Martínez Comentarios 0
Imagen de ¿Cómo ahorrar tinta en tu impresora? ¡Apunta estos trucos!
16 sep.

Mucho se habla de la cuesta de enero y muy poco de la de septiembre. Nos hemos gastado más de la cuenta durante las vacaciones y hay que hacer cambio de armario. Eso por no hablar de los que también tienen que afrontar la vuelta al cole. Libros, cuadernos, mochila... La consecuencia es que empezamos el otoño con la cuenta a mínimos y pensando en ahorrar todo lo que podamos de cara a las navidades. ¡Sí, aunque no te lo creas están a la vuelta de la esquina! Así que, ¿por qué no empezar por lo más básico? No derrochar. Aquí van algunos truquillos para evitar que tus cartuchos de tinta se gasten antes de tiempo.

Nueve consejos para ahorrar tinta en tu impresora, ¡apunta!:

Ojo con la tipografía

¿Sabías que según el tipo de fuente que elijas puedes llegar a ahorrar un 30% de tinta? Ecofont (diseñada exclusivamente para el ahorro de tinta), Century Gothic y Garamond son las tres fuentes que menos tinta utilizan. Pero recuerda, dependiendo de lo que vayas a imprimir, debes tener en cuenta no solo el ahorro, también la calidad y la legibilidad de la tipografía.

Comprueba lo que mandas a imprimir

Veamos, esto puede parecer una recomendación un tanto absurda, pero piensa que una vez que el documento está impreso no hay vuelta de hoja. Si después de haber impreso el documento, encuentras una fata de ortografía o de estilo, solo podrás subsanarlo imprimiendo de nuevo el documento. Revisa, vuelve a revisar y utiliza la visualización previa. Simple pero efectivo.

Imprime únicamente lo necesario

Este consejo puede parecer tan obvio como el anterior, pero no está de más recordar que si necesitas solo una página de un documento de 10, no debes imprimir las 10. Comprueba también la calidad de lo que vas a imprimir para no tener que repetir la impresión por errores fácilmente evitables.

Familiarízate con el menú de tu impresora

La mayoría de las impresoras actuales permiten seleccionar el modo de impresión ‘económico’ o ‘borrador’. La calidad se verá afectada, pero muchos documentos no requieren una alta calidad de impresión.

Imprime en negro

Aunque no lo creas, y aunque el documento no tenga color, es importante seleccionar el modo de impresión blanco. ¿Por qué? Porque de no hacerlo, la impresora puede mezclar el negro con el color para conseguir la escala de grises precisa del documento.

Mantén la impresora encendida

Si vas a utilizar la impresora varias veces el mismo día es mejor que la tengas encendida. Cada vez que la apagamos y la volvemos a encender expulsa una pequeña cantidad de tinta. Evítalo.

No apagues la impresora antes de que la impresión se complete

Si lo haces, la boquilla se puede obstruir y hará una limpieza para protegerse, lo que supone un gasto añadido de tinta completamente innecesario.

Revisa los cartuchos de tinta

La impresora te avisa de que la tinta se está acabando mucho antes de que se haya agotado de verdad. Está bien para que seas precavido, pero no es necesario que lo cambies en cuanto la impresora te avisa. Espera un poco y acaba de verdad el cartucho antes de colocar uno nuevo.

Compra cartuchos compatibles

La oferta de cartuchos compatibles cada vez es mayor. Algo lógico si tenemos en cuenta que en un proveedor de confianza la calidad es la misma y puede suponer más de un 70% de ahorro con respecto a la compra de originales.

Si eras de los que iba a la copistería para ahorrar antes de hacer las impresiones en casa, olvídate. Con un poco de cuidado y unos simples consejos la impresión en casa será mucho más económica.

Déjanos tus Comentarios