Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

¿Cómo ahorrar tinta en la impresora? Los mejores consejos

¿Cómo ahorrar tinta en tu impresora? ¡Apunta estos trucos!

¿Sabes la importancia que supone el ahorro de tinta en tu impresora HP, Epson, Canon o cualquier otra marca? Quizás ahora te parezca una tontería, pero es un aspecto realmente importante si utilizas tu impresora a diario. Invertirás menos dinero en los consumibles, te durarán más tiempo y no tendrás que preocuparte por estar continuamente sustituyéndolos. Presta atención y anota los consejos que te vamos a contar a continuación, ¡verás como consigues ahorrar una gran cantidad de tinta!

Nuestros consejos para ahorrar tinta en tu impresora

¿Quieres ahorrar tinta en tu impresora, pero no sabes cómo hacerlo? No te preocupes, nosotros te ayudaremos. Ahorrar tinta al imprimir es uno de los aspectos que más preocupa a los usuarios de estos dispositivos y es por este motivo. A continuación, te dejamos varios consejos que realmente te van a permitir ahorrar tinta en tu impresora, créenos. ¡Échalos un vistazo!

Escoge la tipografía correcta

¿Sabías que según el tipo de fuente que elijas puedes llegar a ahorrar un 30% de tinta? Así es. Ecofont (diseñada exclusivamente para el ahorro de tinta), Century Gothic y Garamond son las tres fuentes que menos tinta utilizan. Pero recuerda, dependiendo de lo que vayas a imprimir, debes tener en cuenta no solo el ahorro, también la calidad y la legibilidad de la tipografía. 

Revisa el archivo que vas a imprimir

Esto puede parecer una recomendación un tanto absurda, pero piensa que una vez que el documento está impreso no hay vuelta de hoja. Si después de haber impreso el documento, encuentras una falta de ortografía o de estilo, solo podrás subsanarlo imprimiendo de nuevo el documento. Revisa, vuelve a revisar y utiliza la visualización previa. Simple pero efectivo.

Imprime únicamente lo necesario

Este consejo puede parecer tan obvio como el anterior, pero no está de más recordar que si necesitas solo una página de un documento de 10, no debes imprimir las 10. Comprueba también la calidad de lo que vas a imprimir para no tener que repetir la impresión por errores fácilmente evitables. Recuerda que los propios programas de impresión te ofrecen la posibilidad de escoger que página o conjuntos de páginas quieres imprimir.

Imprime en calidad borrador

Este consejo tiene sus pros y sus contras. Si los documentos que vas a imprimir no tienen demasiada importancia o se van a destruir en un breve periodo de tiempo, nuestra recomendación es que los imprimas en calidad borrador. La mayoría de las impresoras actuales permiten seleccionar el modo de impresión "económico" o "borrador", por lo que no tendrás ningún problema para seleccionarlo. La calidad, obviamente, se verá afectada, pero muchos de los documentos que se imprimen en el día a día no requieren una alta calidad de impresión.

Imprime en blanco y negro

La gran mayoría de los archivos que se imprimen en el día a día son documentos que únicamente poseen texto, muy pocos contienen imágenes, gráficos o logotipos. Por este motivo, uno de los trucos que más te van a permitir ahorrar tinta es imprimir en blanco y negro siempre que sea imprescindible el color. Aunque no lo creas, y aun no teniendo colores el documento, es importante seleccionar el modo de impresión blanco. ¿La razón? En caso de no hacerlo, la impresora puede mezclar el negro con el color para conseguir la escala de grises precisa del documento. ¡Siempre que puedas imprime tus documentos en blanco y negro!

Mantén la impresora encendida

Si vas a utilizar la impresora varias veces durante el mismo día es mejor que la tengas encendida. Cada vez que la apagamos y la volvemos a encender expulsa una pequeña cantidad de tinta. Aunque te parezca algo insignificante, todo ayuda a ahorrar tinta. No te preocupes por el gasto de energía, la gran mayoría de las impresoras cuentan con un modo suspensión o pausa con el que su consumo de energía es mínimo.

No apagues la impresora antes de que la impresión se complete

Si apagas la impresora antes de que los documentos que has mandado imprimir se hayan impreso por completo, la boquilla se puede obstruir y hará una limpieza para protegerse, lo que supone un gasto añadido de tinta completamente innecesario.

Revisa los cartuchos de tinta

Las impresoras suelen avisar de que la tinta de los cartuchos se ha acabado mucho antes de que se haya agotado de verdad. Este aviso está bien para que no te quedes sin tinta de un momento para otro, pero la realidad es que no es necesario sustituir los cartuchos en ese mismo instante, todavía vas a poder imprimir varios documentos con ellos. ¿Nuestra recomendación? Espera un poco y termina de verdad el cartucho que tienes colocado en la impresora antes de sustituirlo.

Compra cartuchos compatibles

Los cartuchos de tinta compatibles son una de las mejores opciones del mercado en cuanto a relación calidad-precio se refiere. Este consejo no supone un ahorro de tinta propiamente dicho, sino un ahorro en la compra de los consumibles. Aun así, nuestra recomendación es que apuestes por los cartuchos de tinta compatibles o genéricos, tu bolsillo lo notará y tus impresiones seguirán contando con la misma calidad. ¡Puede suponer más de un 70% de ahorro con respecto a la compra de originales!

Si eres de los que solían ir a la copistería para ahorrar antes de hacer las impresiones en casa, olvídate. Con un poco de cuidado y unos simples consejos la impresión en casa será mucho más económica.

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!