Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo imprimir códigos de barras

Cómo imprimir códigos de barras

Como sabemos, el código de barras, compuesto por un conjunto de números y líneas paralelas de distinto grosor y espaciado, es una referencia universal y obligatoria que permite identificar de manera estandarizada cualquier producto para el consumo. El código de barras es leído y descifrado por un lector que descodifica la información contenido en los números y las líneas. Por eso, a la hora de imprimir un código de barras, lo primero que debemos tener en cuenta en su aplicación (¿es para envíos?, ¿para el mercado europeo?, ¿para el norteamericano?). Sabiendo quién leerá la etiqueta o a qué industria está destinada, podremos escoger la simbología correcta. Si no entiendes muy bien de qué estamos hablando sigue leyendo y te lo explicamos.

Escoge la simbología adecuada

La distribución de las barras, su grosor, y los posibles números o letras que aparecen bajo ellas es lo que llamamos simbología. Esta simbología está predeterminada según el destino del paquete o el sector al que pertenece, es decir, es el lenguaje del código de barras. Existen muchísimos tipos de códigos de barras, pero estos son los más comunes:

  • EAN 13 y EAN 8: es la simbología empleada en el mercado europeo. El 8 es la versión resumida del 13 y se utiliza en paquetes más pequeños.
  • UPC A y UPC E: es la simbología empleada en el mercado norteamericano. Tal y como pasa con el código EAN, el UPC E es en este caso la versión abreviada del UPC A y se utiliza en paquetes pequeños.
  • ITF 14: este es el código usado en distribución general y entornos logísticos para cajas o palés.
  • Code 128: aceptado globalmente, es un código muy usado en logística y paquetería.
  • Código QR: para publicidad y mercadeo.

Escoge el tamaño adecuado

Una vez que hayas elegido la simbología adecuada, debes saber que esta también define el tamaño de las barras, el espacio entre ellas, y la dimensión general de la imagen. Utiliza el tamaño por defecto de cada simbología y respeta las condiciones de color, normalmente barras negras sobre fondo blanco. Asegúrate bien de que el software utilizado para la impresión no altera ninguna variable, porque en tal caso el código no sería legible.

Cómo imprimir un código de barras paso a paso

Esto dependerá del tipo de impresora escogida para hacerlo: de inyección de tinta, de láser o térmica. Las térmicas (directas o por transferencia) son la opción más habitual y su uso es sencillo y rentable. Sin embargo, hay una serie de cosas que sí debes tener en cuenta según la tecnología empleada:

  • Para empezar, recuerda que la impresión por trasferencia directa no emplea ribbon, por lo que la etiqueta es menos duradera (se borrará con el tiempo) que la impresa mediante transferencia térmica.
  • Si vas a emplear una impresora de inyección de tinta asegúrate de que los niveles de tinta son suficientes y de que los cabezales de impresión estén limpios (para que la etiqueta sea legible es muy importante que no esté emborronada, dañada ni tenga espacios en blanco donde deberían estar las barras o los números).
  • Lo mismo ocurre con las impresoras láser, los niveles de tóner deben ser buenos y los rodillos de impresión deben estar limpios.

Nuestros consejos para imprimir un código de barras correctamente

  • Lo principal es escoger la simbología correcta según su uso, la industria, el sector al que pertenece y el mercado al que va dirigido el producto.
  • Tan importante como la simbología adecuada usar por defecto el tamaño que corresponde a cada simbología para que el código sea legible.
  • Evita los fondos trasparentes y a menos que te lo pidan, usa siempre negro sobre blanco.

Además, recuerda que en Webcartucho puedes comprar las etiquetas que necesitas para imprimir códigos de barra.

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!