Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Diferencias entre impresión offset y digital

¿Conoces cuál es la diferencia entre la impresión offset y la impresión digital?

En el momento de decidir el tipo de sistema de impresión que vas a utilizar, es muy importante tener claro las necesidades que deseas cubrir. Y aunque la impresión digital, hoy por hoy, se haya convertido en la más popular, no tiene por qué ser necesariamente la mejor opción.

¿Qué es la impresión digital?

La impresión digital consiste en un proceso a través del cual un archivo digital imprime directamente en el papel, empleando la tinta de los cartuchos de la impresora. Este procedimiento es el más adecuado cuando lo que se necesita imprimir tiene un volumen bajo.

Ventajas de la impresión digital

  • Puesta en marcha rápida y económica.
  • Es muy rápida. En la impresión digital, la tinta ya sale seca, lo que permite grapar, encuadernar o archivar los documentos impresión al momento. De esta manera, se convierte en la opción perfecta para trabajos urgentes y que necesiten ser efectuados en un breve periodo de tiempo.
  • Menor coste inicial. La puesta en marcha de la impresión digital es instantánea y muy económica.

Inconvenientes de la impresión digital

  • Coste de impresión fijo. Por este motivo, la impresión digital únicamente se recomienda si se va a realizar un número reducido de impresiones. No es rentable con un volumen de impresiones elevado.
  • Menor variedad de papeles. Los tipos de papel que se pueden utilizar en la impresión digital son mucho más limitados que en la impresión offset.

¿Qué es la impresión offset?

En cambio, la impresión offset es un sistema basado en la aplicación de tinta oleosa sobre una plancha metálica de aluminio que graba la imagen sobre una superficie gracias a un cilindro offset y a un cilindro de contrapresión. Este tipo de impresión, actualmente, es el sistema que mayor calidad de imagen ofrece.

Ventajas de la impresión offset

  • Mayor rentabilidad en grandes volúmenes. En el caso de se vayan a imprimir tiradas muy elevadas, la impresión offset es la opción más rentable.
  • Mayor variedad de papeles. En la impresión offset se pueden utilizar una gran variedad de formatos y tipos de papeles.
  • Mayor rapidez en grandes volúmenes. En grandes tiradas, la impresión offset es la opción más rápida.

Inconvenientes de la impresión offset

  • Mayor coste inicial. El coste inicial de la impresión offset es muy superior al de la impresión digital. Además, una vez se prepara la plancha no se pueden realizar modificaciones.
  • Mayor tiempo de espera hasta poder manipular las impresiones. En la impresión offset, la tinta no sale seca y se deben esperan varias horas hasta poder manipular los documentos impresos. Por tanto, si necesitas algo urgente, este tipo de impresión no es el más acertado.
  • Mayor mantenimiento. La maquinaria empleada en la impresión offset requiere un mayor mantenimiento y hay que limpiarla con mayor frecuencia para poder conseguir resultados de calidad.
  • No se puede personalizar. Todas las impresiones que se vayan a realizar en una tirada deben ser iguales, no se puede modificar el diseño de unas y otras.

Entonces, ¿escojo la impresión digital o la offset?

Deberás escoger aquella que mejor se adapte a tus necesidades. Anteriormente ya te hemos enumerado las ventajas y los inconvenientes de la impresión digital y la offset y ya te puedes hacer una pequeña idea de cuál es mejor para ti. Aun así, a continuación, te dejamos los criterios más importantes que debes tener en cuenta para escoger un tipo u otro. 

  • Cantidad de impresiones. Si la cantidad de impresiones que se van a realizar es menor de 500, es mucho más recomendable utilizar la impresión digital ya que el coste de este sistema en mucho más bajo en pequeñas cantidades. En el caso contrario, al tratarse de una cantidad de impresiones superior a 500, es más apropiado emplear el sistema offset puesto que, en este tipo de impresión, cuanto más elevado sea el número de impresiones más barato resultará el proceso.
  • Tamaño de las impresiones. En el caso de una impresión en gran formato, lo adecuado sería utilizar un sistema de impresión offset ya que la impresión digital es mucho más limitada en cuanto a los tamaños que permite imprimir.
  • Consistencia del color. Si lo que se quiere es un color acertado y nítido, entonces está claro que se debe usar un tipo de impresión offset al presentar esta unos resultados de impresión mucho más reales que la impresión digital.

En conclusión, se podría decir que, si lo que se desea es una impresión con colores lo más parecidos posible a la realidad en gran tamaño y en una cantidad superior a las 500 copias, se debería optar por una impresión offset. Sin embargo, si lo que se quiere es una impresión inferior a 500 copias y, además, que sea rápida y económica, la impresión digital es la que mejor se adapta a estas características.

Ahora solo tienes que tener en cuenta cuáles son tus necesidades para poder elegir el sistema de impresión más conveniente.

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!