Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Impresora de segunda mano: ¿qué debes tener en cuenta?

Por una cuestión de precio, son muchos los que se plantean adquirir una impresora de segunda mano. No obstante, antes de lanzarnos a la piscina hay que evaluar correctamente el estado, los componentes y las características del equipo para no llevarnos sorpresas desagradables. En primer lugar, debes tener muy claro qué tipo de impresora se ajusta a nuestras necesidades: de láser, de inyección de tinta, matricial o plotter.

Qué debes tener en cuenta antes de comprar una impresora de segunda mano

Son varios los factores de debes tener en cuenta antes de comprar una impresora de segunda mano, desde el tipo hasta el estado físico de la misma. A continuación, te dejamos una serie de consejos si vas a comprar una impresora de segunda mano por primera vez. 

Tipo de impresora

Antes de comprar cualquier impresora, ya sea nueva o de segunda mano, debes tener en cuenta cuál es el tipo que mejor se adapta a tus necesidades. Acontianución, te dejamos las principales características de cada una de ellas.

  • Las impresoras láser son las más indicadas para el trabajo de oficina. Destacan por su rapidez y por la gran calidad de su resultado.
  • Las impresoras de inyección de tinta son la opción elegida por muchos para uso doméstico. Con precios muy competitivos, su mantenimiento fácil y sus cartuchos baratos.
  • La impresora matricial o de matriz de puntos es la primera que se coló en casas y empresas, sin embargo, este tipo de equipo apenas se utiliza en la actualidad.
  • Las impresoras plotter se suelen utilizar en el sector de la publicidad, normalmente, para cartelería de grandes dimensiones.

Estado de la impresora

Una vez que tenemos claro qué clase de impresora queremos debemos evaluar su estado y su funcionamiento antes de tomar una decisión, qué consumibles utiliza, su precio, y si vienen incorporados o debemos comprarlos de forma independiente. Debemos saber también si la impresora lleva incluida la fuente de alimentación y los cables de la corriente. En el caso de los cabezales, no es recomendable adquirir una impresora que los lleve incorporados, seguramente estarán abandonados y la máquina no funcionará ni tras cien limpiezas. Y lo más importante de todo, comprueba que la impresora se encuentra en perfecto estado, que no le faltan piezas, que no está dañada o que realiza todas las funciones que tiene el modelo. 

Disponibilidad de consumibles y recambios

Es de vital importancia que, antes de comprar una impresora de segunda mano, compruebes si es fácil encontrar los consumibles y recambios que utiliza. Las marcas, transcurridos unos años, no tienen la obligación de seguir fabricando los consumibles de sus dispositivos, por lo que puede darse el caso de que no los encuentres. Asegúrate de que puedes hacerte con ellos, si no, quizás sea más recomendable buscar otra impresora. Hacemos hincapié también en que es importante que constates que utiliza cartuchos de impresora baratos, de lo contrario, el precio que ahorramos por una parte lo gastaremos por la otra. 

Analiza tus necesidades

Antes de comprar una impresora de segunda mano es muy importante que analices tus necesidades. ¿Vas a utilizar mucho tu impresora?, ¿quieres que te dure muchos años?, ¿quieres asegurarte de contar con un buen equipo? En algunos casos, aunque se quiera, comprar una impresora de segunda mano no es lo más recomendable. Si crees que necesitas una impresora potente y al 100%, igual deberías comprar una nueva. De cualquier modo, analiza cuáles son tus necesidades y qué impresora va a satisfacerlas mejor. 

Número de copias ya realizadas 

Ya, por último, debes comprobar el número de copias que ha realizado el equipo hasta el momento y cuál es el límite para que finalice su vida útil. Hay impresoras que se paran automáticamente al llegar a un número determinado de copias y si la que vas a comprar está cerca de su fin, no será una buena opción de compra.

En resumen, para adquirir una impresora de segunda mano es necesario hacer un examen completo del equipo, no vaya a ser que te den gato por liebre.

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!