Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

¿Qué hacer con una impresora vieja?️

Cada vez son más las máquinas que pasan a mejor vida y no sabemos qué hacer con ellas. Es el caso de las impresoras. Con el paso del tiempo, la tecnología ha avanzado mucho y como consecuencia nos hemos visto “obligados” a cambiar aquellos equipos que se van quedando obsoletos. ¿A dónde van a parar todos aquellos equipos que dejamos de usar? Muchos de ellos, por desgracia, a la basura. 

Has de saber que las impresoras presentan muchos componentes contaminantes que dañan al medio ambiente. Es por ese motivo que abandonarlos en los vertederos no es la mejor de las soluciones. Debemos ser un poco conscientes de lo que tarda cada componente en descomponerse y lo dañino que resulta a su vez. De hecho, los daños son irreversibles y pueden afectar, incluso, a nuestra salud.

Llegados a este punto vemos, de forma clara, que la mejor opción para jubilar a nuestras impresoras es el reciclaje, pero hay muchas más opciones. ¿Qué puedo hacer con mi vieja impresora? A continuación, te exponemos varias opciones:

Reciclar la impresora

Sin duda alguna, esta es la mejor opción a la hora de plantearse qué hacer con una impresora vieja.

En muchas ciudades existen programas de reciclaje. Puedes informarte de si en la tuya existen este tipo de iniciativas. Otra opción es buscar por tu zona empresas que funcionen como centro de recogida para su posterior traslado a centros de reciclaje de electrónica.

Restaurar la impresora

Esta opción guarda una gran relación con el reciclaje, pues, al fin y al cabo, restaurar una impresora es eso, reciclarla y darle una nueva vida. En este caso, lo que deberás hacer es llevar tu impresora a centros especializados donde se encarguen de restaurarla por completo o utilizarla por piezas como repuesto.

Donar la impresora

Otra de las opciones y que más nos gusta es la donación. ¿Por qué no donar tu vieja impresora a una escuela o institución que la necesite más? Quizás puedas encontrar un lugar donde no pueden permitirse comprar una. Si te decantas por esta alternativa, ten en cuenta que la impresora debe estar en perfecto estado y funcionar correctamente, si no, la donación no será una opción viable.

Reutilizar la impresora

Son muchos los usuarios que optan por dar una nueva vida a sus equipos y utilizarlos para otros fines diferentes. Prueba a hacer un original mueble, un macetero para tus plantas o un elemento decorativo. ¡Deja volar tu imaginación y dale una oportunidad a tu antigua impresora!

Hagas lo que hagas con tu impresora piensa siempre en el reciclaje porque si nosotros no pensamos ahora por el medio ambiente, mañana puede ser demasiado tarde. ¿Qué hay de malo en reutilizarla o llevarla a centros específicos que sí sepan qué hacer con ella? Lo más importante de todo esto es que abandonarla en un vertedero no es la solución, al igual que tampoco la acumulación de trastos en nuestros hogares.

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!