Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo recuperar rotuladores secos

Cómo recuperar rotuladores secos

Los rotuladores se secan, eso es incuestionable. A todos (a menos que seas Mónica Geller) se nos ha olvidado alguna vez taparlos y hemos tenido que tirarlos a la basura casi nuevos por desconocer algunos truquitos que les devuelven la vida. Es más, seguro que tienes en casa unos cuantos rotuladores completamente secos para comprobar si los consejos que vamos a darte funcionan. Así que vamos con ello.

¿Cómo prevenir que los rotuladores se sequen?

La clave para que tus rotuladores no se sequen es taparlos. ¿Parece simple, verdad? Pues aún así muchas veces se nos olvida, y si nos descuidamos los adultos, imagínate los peques. Tampoco conviene guardarlos en lugares donde haga mucho frío o mucho calor y, no hace falta decirlo, pero si te regalaron una caja de rotuladores cuando tenías 10 años y ahora tienes 45, ya no sirven, todo tiene una vida útil, aceptémoslo. Para abreviar:

  • Tapa siempre los rotuladores cuando termines de usarlos.
  • Guárdalos a temperatura ambiente.
  • Colócalos en posición invertida para que la tinta esté en contacto con la punta.

Por cierto, ahora existen rotuladores, como los Stabilo Point 88, que no se secan aunque permanezcan largos periodos de tiempo sin el tapón puesto y son perfectos para los más despistados.

Consejos para recuperar rotuladores secos

Hay remedio para (casi) todo. ¿Tienes rotuladores que han quedado destapados o llevas tiempo sin usar y se han secado? Vale, no puedes mirarlos fijamente y ordenarles ‘levántate y pinta’, pero hay otros trucos menos mágicos e igual de sencillos a los puedes recurrir para ponerlos de nuevo en marcha. Toma nota.

Sumérgelos en agua caliente

¿La tinta de tus rotuladores es de base acuosa? Entonces el mejor remedio es sumergirlos en agua caliente. En caso de que desconozcas el tipo de tinta de tus rotuladores recuerda que la mayoría de los indicados para niños, para uso escolar y todos los que ponen en la caja ‘lavables’ son de base de agua (como los Staedtler Triplus Color 323, los Staedtler Triplus Fineliner 334, los Giotto, los Faber-Castell Felt Tip Pens o los Milan).

Llena un recipiente o bol con agua caliente e introduce los rotuladores sin tapa. El agua debe cubrirlos completamente, incluida la punta. Déjalos dentro del agua aproximadamente 10 minutos, sácalos, y espera a que la punta se seque al aire. A continuación, intenta pintar de nuevo con ellos sobre cualquier folio, la tinta ya debería fluir completamente. Ojo, este truco solo funciona cuando la tinta es de base acuosa.

Usa vinagre blanco

Otra de las opciones consiste en humedecer la punta de los rotuladores secos con vinagre blanco. ¿Cómo lo hacemos? Coloca los rotuladores destapados boca abajo en un bol vacío y aplícales en la punta unas gotas de vinagre blanco. Déjalos en esta posición el tiempo suficiente para que la punta absorba completamente el vinagre y después sácalos y sécalos suavemente con un paño. ¿Ya está? Pues ahora deberían pintar no como si fueran nuevos, pero casi.

Utiliza alcohol para rotuladores permanentes

Y si hablamos de rotuladores permanentes la solución pasa por utilizar alcohol isopropílico. Es muy fácil, solo tienes que sumergir la punta de tus rotuladores permanentes en este alcohol durante 10 minutos y después sacarlos y esperar a que la punta se seque al aire.

Ahora ya lo sabes, no tires nunca tus rotuladores secos antes de agotar todas las posibilidades.

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!