Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

¿Tienen las tintas de los cartuchos fecha de caducidad?

Tienen las tintas de los cartuchos fecha de caducidad

Una pregunta muy habitual es la de si las tintas de los cartuchos caducan. Lo cierto es que sí tienen una fecha de caducidad orientativa, determinada por los fabricantes, pero todo dependerá del uso y cuidado que le des a los cartuchos de impresora. Ten presente que la absorción del aire o la evaporación de agua a lo largo del tiempo pueden hacer cambiar la composición de nuestra tinta.

¿Cómo saber si un cartucho de tinta está caducado?

Notarás que una tinta está caducada porque tus impresiones serán menos precisas en términos de color. Además, podrías ver tus documentos con algunas rayas impresas un tanto sospechosas. Si tu trabajo requiere de impresiones fotográficas de alta calidad, olvídate también de que su calidad sea la esperada. No obstante, no siempre la fecha indicada por los fabricantes es la fecha de caducidad real. Por poner un símil: ocurre lo mismo con los yogures, donde la fecha de caducidad suele ser orientativa ya que dependerá también de las condiciones en las que se encuentre. No obstante, en el caso de la tinta, esa fecha te asegura las garantías de eficiencia que los fabricantes pueden acreditar.

Por supuesto, también hay que tener en cuenta otros factores como el tipo de tinta, su instalación inicial y su conservación hasta que se pretende usar. 

¿Qué factores pueden inducir a las tintas a su descomposición?

Y es que, a lo largo del tiempo, las condiciones externas pueden influir en el hecho de que se formen grumos o lodos que se asienten en el fondo del cartucho, provocando con ello el atasco de tu impresora. Recuerda que una tinta en mal estado puede afectar seriamente al cabezal y a los suministros del cartucho. A continuación, te dejamos algunos de los factores que influyen en la descomposición de la tinta de los cartuchos. 

  1. El tiempo de almacenamiento. Normalmente, los cartuchos de tinta suelen durar alrededor de 2 años si no se han abierto. Aun así, nuestra recomendación es que los utilices antes. No acumules consumibles si no los vas a utilizar en un corto periodo de tiempo porque se te estropearán y acabarás perdiendo dinero. 
  2. El almacenamiento a temperaturas extremas. Como siempre, recuerda guardar los cartuchos de tinta de tu impresora en un lugar fresco y seco, alejado de lugares con temperaturas muy altas o muy bajas. 
  3. La exposición a la luz solar. Unido a lo anterior, la luz solar es el enemigo de los cartuchos de tinta. Recuerda guardarlos en un lugar donde no reciban luz directa.
  4. Estar desprecintado por un tiempo. Este es uno de los factores que más afectan a la descomposición de la tinta de los cartuchos. Si abres tu cartucho y no lo utilizas, acabará perdiendo sus cualidades y no te permitirá imprimir. 

¿Cuál es la vida útil de la tinta?

Es de suponer que su vida no es eterna. Se recomienda que no utilices más de un año un mismo cartucho y, si eres de los que das muy poco uso a tu impresora, te recomendamos que te informes sobre la forma de mantener tu impresora y tus cartuchos para que estén en perfectas condiciones. Aun así, los fabricantes indican en cada de sus consumibles la fecha de caducidad de los mismos, échales un vistazo a los tuyos porque puede variar ligeramente. Eso sí, ten en cuenta que la fecha de caducidad que indica el fabricante hace referencia al tiempo que dura el cartucho de tinta sin que se retire el precinto, ya que una vez se quita, el proceso se acelera y dura menos tiempo. 

Recuerda almacenar tu tinta a una temperatura estable y alejada de la luz solar directa, y no retires el precinto hasta el momento justo de la instalación. De esta forma, conseguirás que los cartuchos de tu impresora se mantengan con una calidad y garantías óptimas.

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!