Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica de Cookies

¿Conoces los diferentes formatos de impresión que existen?

Paula Fernández Comentarios 0
Imagen de ¿Conoces los diferentes formatos de impresión que existen?
25 ene.

Antes de determinar el tipo de impresión que vamos a utilizar, es muy importante establecer cuál es el formato que se va a emplear en los documentos que se quieren imprimir. Por ello, hemos considerado importante contaros cuáles son los formatos de impresión más comunes en la actualidad. Estos formatos son: Mapa de Bits, JPEG y TIFF.

 

Mapa de Bits

Se podría decir que este tipo de formato de impresión es el que respeta el valor exacto de los píxeles. Consiste en la representación de una rejilla rectangular en la que se encuentran los píxeles, denominada matriz.

Este tipo de formato de impresión puede tener un gran inconveniente, y es que, si la integración de píxeles no es de buena calidad, va a conllevar que el formato de Mapa de Bits conserve esta mala calidad en la impresión.

 

JPEG (Joint Photographics Expert Group)

Este es el formato más popular y conocido a la hora de imprimir las imágenes. Pero, aunque sea el más común y el más utilizado, no quiere decir que sea el mejor. Una de las razones por las que se ha vuelto el más popular es por ser un formato ideal para la comprensión de la imagen, pero a su vez, esta comprensión conlleva una gran pérdida de información.

Todo esto implica que, si disponemos de una imagen en formato JPEG y procedemos a editarla, cada vez que la abramos y guardemos diferentes cambios en ella, se irá perdiendo calidad. Esto es debido a que el algoritmo que utiliza este formato tiene como principal objetivo la reducción del peso de los archivos. Por ello, recomendamos que el formato JPEG se utilice como último recurso si lo que se desea imprimir son imágenes con texto, grandes bloques de color o, incluso, formas más sencillas, puesto que las líneas que delimitan estas formas podrían ser alteradas.

 

TIFF (Tagged Image File Format)

Es uno de los formatos favoritos entre los más entendidos de este tema. El motivo de ello es que este formato permite comprimir imágenes sin pérdida de calidad. Así, si la imagen es editada o modificada, al ser almacenada en este formato tendrá la misma calidad que la imagen original, justo al contrario de lo que ocurre en el caso de los archivos en formato JPEG. Pero el uso de este formato también genera un inconveniente: los archivos son mucho más pesados en comparación con los otros dos formatos anteriores. Podrían llegar a pesar más de 1 GB.

Déjanos tus Comentarios