Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica de Cookies

¿Cuándo debo renovar mi impresora?

Paula Fernández Comentarios 0
Imagen de ¿Cuándo debo renovar mi impresora?
27 ago.

Estamos seguros de que en alguna vez te has preguntado si ha llegado el momento de cambiar tu impresora. Nosotros no te podemos dar un plazo sobre cuando debes cambiar tu impresora, porque no es lo mismo una impresora con un uso doméstico que una impresora ubicada en una oficina con una gran carga de trabajo. 

Existen una serie de indicios claros en prácticamente todas las impresoras del mercado que indican que ha llegado la hora de renovar la impresora. No es necesario que todos estos indicios ocurran a la vez, puesto que cada impresora es diferente, pero con aparecer tan solo uno de ellos nos puede servir para renovar la impresora.

Alguna de las pistas que pueden indicar la necesidad de renovación de una impresora son los siguientes:

  • Mala calidad de impresión. No todas impresoras imprimen igual, puesto que algunas realizan impresiones de más calidad que otras y esto es algo que hay que tener en cuenta. Pero en el momento en el que enviamos un documento para que la impresora lo imprima y vemos que los resultados obtenidos distan mucho de ser los habituales podría indicar la necesidad de un cambio de impresora. Además, si se continúa utilizando una impresora no cumple los mínimos requisitos de calidad puede terminar costando mucho.
  • Bajada significativa de la velocidad de impresión. Si se empieza a notar que a la impresora le cuesta sacar las impresiones de forma fluida puede ser porque el dispositivo ya no soporte la carga de trabajo que se le está exigiendo. En este caso, habría que analizar cuáles van a ser las necesidades futuras de impresión y determinar si se va a necesitar una impresora que soporte grandes cargas de trabajo.
  • Aumento de los costes de impresión. Principalmente ocurre en las impresoras antiguas que tienen mayor consumo eléctrico que las nuevas. También ocurre lo mismo con los consumibles, las impresoras nuevas cada vez tienen consumibles más económicos que las impresoras antiguas. Por todo esto, intentar aprovechar una impresora al máximo para evitar tener que invertir en una nueva puede ser una idea equivocada ya que puede salir mucho más cargo a medio corto plazo. 
  • Falta de prestaciones necesarias. Se puede adquirir una impresora simple porque satisface perfectamente las necesidades de ese momento, pero con el tiempo las necesidades pueden ir cambiando y aumentando. 

Déjanos tus Comentarios