Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica de Cookies

¿Qué debemos tener en cuenta antes de comprar una impresora de segunda mano?

Sara Martínez Comentarios 0
Imagen de ¿Qué debemos tener en cuenta antes de comprar una impresora de segunda mano?
26 may.

Por una cuestión de precio, son muchos los que se plantean adquirir una impresora de segunda mano. No obstante, antes de lanzarnos a la piscina hay que evaluar correctamente el estado, los componentes y las características del equipo para no llevarnos sorpresas desagradables. En primer lugar debemos tener muy claro qué tipo de impresora se ajusta a nuestras necesidades: de láser, de inyección de tinta, matricial o plotter.

Veamos brevemente las particularidades de cada una de ellas:

  • Las impresoras láser son las más indicadas para el trabajo de oficina. Destacan por su rapidez y por la gran calidad de su resultado.
  • Las impresoras de inyección de tinta son la opción elegida por muchos para uso doméstico. Con precios muy competitivos, su mantenimiento fácil y sus cartuchos baratos.
  • La impresora matricial o de matriz de puntos es la primera que se coló en casas y empresas, sin embargo, este tipo de equipo apenas se utiliza en la actualidad.
  • Las impresoras plotter se suelen utilizar en el sector de la publicidad, normalmente, para cartelería de grandes dimensiones.

Una vez que tenemos claro qué clase de impresora queremos debemos evaluar su estado y su funcionamiento antes de tomar una decisión, qué consumibles utiliza, su precio, y si vienen incorporados o debemos comprarlos de forma independiente. Hacemos hincapié en que es importante que constatemos que utiliza consumibles baratos, de lo contrario, el precio que ahorramos por una parte lo gastaremos por la otra.

Debemos saber también si la impresora lleva incluida la fuente de alimentación y los cables de la corriente. En el caso de los cabezales, no es recomendable adquirir una impresora que los lleve incorporados, seguramente estarán abandonados y la máquina no funcionará ni tras cien limpiezas.

Ya por último, debemos comprobar el número de copias que ha realizado el equipo hasta el momento y cuál es el límite para que finalice su vida útil. Hay impresoras que se paran automáticamente al llegar a un número determinado de copias.

En resumen, para adquirir una máquina de segunda mano es necesario hacer un examen completo del equipo, no vaya a ser que nos den gato por liebre.

Déjanos tus Comentarios