Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo limpiar y mantener una plancha de sublimación

La plancha de sublimación o plancha transfer es una de las herramientas principales para llevar a cabo la técnica de sublimación. El calor activará la tinta haciendo que el diseño que has elegido se transfiera al soporte. Para evitar que se produzcan averías y para alargar la vida útil de las planchas, es imprescindible un mantenimiento adecuado y una limpieza regular. ¿Cómo hacerlo? Es sencillo. Presta atención porque te lo explicamos paso a paso y te damos una serie de consejos fáciles para que tengas siempre en cuenta.

Cómo cuidar una plancha para sublimar. Alarga su vida útil

El cuidado y mantenimiento de las planchas de sublimación es sencillo. Basta con seguir algunas recomendaciones:

  • Limpiar con regularidad la placa superior de la plancha para evitar la acumulación de tinta y conseguir siempre que el diseño se transfiera perfectamente.
  • Cuando no la estés utilizando, apaga la plancha y desenchúfala. Así mismo, cuando la estés usando de manera continua, apágala cada cuatro horas aproximadamente para que baje la temperatura.
  • Intenta colocar el objeto o prenda que vayas a sublimar siempre en el centro de la base de la plancha porque la fuerza se ejerce desde el centro. Si te acostumbras a colocar los artículos en alguna de las esquinas se producirá con el paso del tiempo un desgaste que podría desequilibrar la guía.
  • Engrasa los puntos de articulación de manera frecuente para que no se sequen dificultando la acción de abrir y cerrar la plancha. Tras engrasar las articulaciones pasa un paño húmedo por la plancha para no manchar el producto que vayas a sublimar.
  • Si el artículo que vamos a planchar tiene cremalleras, botones o algo similar, es mejor utilizar una plancha de base pequeña y dejar la cremallera o el botón en un extremo y fuera de la plancha para evitar la presión.

Cómo limpiar una plancha de sublimación paso por paso

Como decíamos, la limpieza regular de las planchas transfer es imprescindible tanto para su mantenimiento como para garantizar los buenos resultados de la sublimación. ¿Tienes dudas sobre cómo hacerlo? Toma nota:

  • Debemos limpiar la plancha con la suficiente frecuencia como para evitar que la tinta se acumule.
  • En primer lugar, desenchufamos la plancha y esperamos a que se enfríe lo suficiente, al menos, como para no quemarnos.
  • Para limpiarla, utilizaremos un paño humedecido con alcohol. No debemos usar nunca estropajos ni ningún otro artículo rugoso para frotar que pueda dañar la plancha.
  • Si en lugar de alcohol vas a utilizar algún desengrasante no agresivo, prueba primero en una esquina de la plancha para asegurarte de que no causa ningún perjuicio.
  • Haz pequeños movimientos circulares con el trapo sobre la plancha para eliminar los residuos.
  • Si notas que la plancha se ha manchado de tinta conviene que la limpies lo antes posible.

Cómo evitar que las planchas dejen marcas

Las marcas que las planchas transfer pueden dejar sobre las prendas durante la sublimación son uno de los problemas más comunes al emplear esta técnica de personalización. Hay que explicar que estas marcas se irán con el primer lavado de la prenda, no obstante, si tenemos un negocio y las vamos a exponer, no quedan demasiado bonitas. Esto es lo que podemos hacer para evitar que aparezcan:

  • Reducir la presión y la temperatura del planchado:

Una presión demasiado alta es la principal razón por la que las marcas aparecen. Una temperatura muy alta, por otro parte, puede provocar que el papel amarillee la prenda. Reduce un poco ambos parámetros.

  • Utiliza una lámina de teflón:

Colocada en el plato inferior de la plancha, la lámina de teflón suavizará el efecto del planchado y reducirá la profundidad de la marca. Además, la lámina de teflón evitará que la plancha se raye. Te recordamos que la lámina de teflón se limpia simplemente con agua o un poco de alcohol, no hace falta nada más.

  • Utiliza una almohadilla resistente al calor y más pequeña que la base de la plancha:

Así evitaremos que los bordes del plato superior entren en contacto con la prenda dejando una marca.

  • Rasga el papel de sublimación:

Una vez impreso el diseño podemos rasgar los bordes del papel de sublimación para suavizar el contorno. Antes de hacerlo, por supuesto, debemos asegurarnos de que hay espacio suficiente como para no estropear el diseño.

  • Estira la prenda inmediatamente después de utilizar las planchas:

De esta manera, las marcas se suavizarán.

Y recuerda que en Webcartucho tenemos todo el material que necesitas para sublimar.

Si quieres aumentar tu información sobre la sublimación, quizas te interesen los siguientes artículos:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!