Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo sublimar tazas

Cómo sublimar tazas

La sublimación de tazas está de moda. Como souvenir para recordar un viaje, con una frase inspiradora, con una broma o con esa foto de tu perro que te encanta. Es el regalo perfecto y, además, lo puedes personalizar y hacer en casa. Lo primero que tienes que saber es que la sublimación es una técnica de impresión digital bastante sencilla que permite decorar distintos objetos. Es decir, mediante la sublimación, plasmaremos una imagen fotográfica sobre un soporte, en este caso una taza, aunque también se podría hacer sobre una prenda de ropa, una carcasa de teléfono o un bolso. ¿Y por qué tazas? Porque es el producto personalizable por excelencia. Te recordamos que en Webcartucho puedes comprar tazas para sublimar.

¿Qué se necesita para sublimar tazas?

Coge papel y lápiz y apunta qué es lo que necesitaremos para sublimar una taza: una impresora de sublimación (siempre han de ser de inyección de tinta), tinta de sublimación (solo debes utilizar la impresora de sublimación con este tipo de tinta, si la usas con tinta normal ya no servirá para este fin), papel de sublimación, cinta térmica adhesiva y una plancha para tazas. No te asustes, que ahora te explicamos el proceso con más detalle.

Impresora de sublimación

Lo primero que debes tener en cuenta es que debe ser una impresora de inyección de tinta y que debe estar destinada exclusivamente a la sublimación. Es decir, si la impresora que vas a utilizar para sublimar la utilizas con tinta normal, no volverá a servir para sublimar. Por otra parte, y como hablamos de sublimar tazas, lo que significa que el área de impresión es pequeña, servirá una impresora en formato A4.

Tinta de sublimación

Se trata de tintas especiales para sublimar que reaccionan con la temperatura convirtiéndose en gas y penetrando en la superficie del producto sublimable, en este caso una taza. Este es el motivo por el que no sirven las tintas normales para llevar a cabo la sublimación.

Papel de sublimación

El papel de sublimación funciona como transportador de la tinta desde la impresora hasta la taza. Un buen papel debe conseguir la máxima definición y permitir la máxima transferencia de tinta. Ten en cuenta también que aunque de distintas marcas, solo existe un tipo de papel para sublimación independientemente de lo que vayamos a sublimar, esto quiere decir que el papel será el mismo para tazas, telas, porcelanas, etc.

Cinta térmica

La función de la cinta térmica es, básicamente, fijar el papel de sublimación ya impreso sobre la taza y resistir la temperatura de la plancha.

Plancha para tazas

Existen diferentes tipos y versiones de planchas térmicas para tazas, solo tienes que buscar la que por precio, características y tamaño, se adapte mejor a tus necesidades.

Cómo sublimar tazas paso a paso

  • Elige un diseño y elige una taza, teniendo en cuenta que, aunque en el diseño no hay límites sí los hay en la taza, no todas sirven. Debe estar preparada para la sublimación, tener un acabado de calidad y uniforme para que el resultado sea óptimo y duradero, y preferiblemente en color blanco, para evitar que el color del diseño se fusione con el color de la taza.
  • Imprime ahora la imagen elegida en tu impresora para sublimación utilizando siempre tinta de sublimación y en un papel de sublimación.
  • ¿Ya lo tienes? Pues ahora recorta la imagen para poder fijarla adecuadamente a la taza mediante la cinta térmica.
  • Coloca la taza en la plancha, ajústala, y déjala el tiempo que te indiquen las instrucciones.
  • ¡Listo! Espera a que se enfríe (o enfríala bajo el grifo siempre que la taza sea de cerámica y no de vidrio) y ya puedes servirte el café en ella.

Consejos para sublimar tazas con éxito

  • Asegúrate de que la imagen que has elegido se vea nítida y ten en cuenta las medidas de la taza.
  • Como hemos dicho, no vale cualquier taza, utiliza siempre una preparada para la sublimación, de color blanco uniforme, y que no tenga grietas ni imperfecciones.
  • Ten en cuenta que cuando imprimas la imagen en el papel para sublimación no lo verás con el colorido de la imagen original. No te preocupes. El colorido será el correcto una vez fijes el diseño a la taza y realices el planchado.
  • Una de las partes más importantes del proceso es el fijado de la imagen a la taza mediante la cinta térmica. Debes tener cuidado para que quede en el sitio indicado y sin arrugas. Si el papel no queda pegado con la presión justa, el resultado no será bueno.
  • A la hora de meter la taza en la plancha, es preferible que no esté demasiado fría. Recuerda, también, que si estás realizando el trabajo en un sitio muy frío o húmedo, la plancha necesitará algo más de tiempo.
  • Cuando termines, no enfríes la taza utilizando agua fría a no ser que sea de cerámica, si es de vidrio puede estallar.

Si necesitas más información, puedes leer los siguientes artúclos:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!