Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo utilizar notas adhesivas o Post-It

Cómo utilizar notas adhesivas o Post-It

Si la vida te pone por delante un gran temario que estudiar hazte con un buen cargamento de post-it. Es increíble el poder que escoden estos pequeños papeles de colores para poner en orden todas las ideas de forma visual. Si Sherlock Holmes hubiese vivido en el siglo XXI tendría la casa llena de ellos, seguro. Para hacer esquemas o pequeños resúmenes, para organizar los diferentes temas por colores, para memorizar los conceptos clave, para hacer listas o para recordar que tienes que comprar leche… sus usos son infinitos. Apunta.

Por qué es bueno utilizar notas adhesivas en el estudio

Las notas adhesivas de colores nos ayudan a sacarle el máximo partido a un texto. Imagina que tienes por delante hojas y hojas de apuntes plagados de datos, referencias y fechas sobre los muchísimos monarcas gobernaron los diferentes reinos y territorios de la península ibérica. ¿Cómo no te vas a liar entre los Trastámara, los Borbones y los Austrias sin un esquemita hecho con post-it de colores? Lo mejor, en este caso, es hacer un árbol genealógico por familias para no enloquecer entre tantos Felipes, Isabeles y Fernandos. Las notas adhesivas nos ayudan a esquematizar, concretar y fijar conceptos.

Consejos para utilizar notas adhesivas o Post-It

Hazte con post-it de distintos colores y tamaños, porque cada uno tendrá una función diferente. Marcar páginas, diferenciar temáticas por colores, añadir datos importantes al texto, hacer esquemas visuales y organizar las tareas como hechas, haciendo o por hacer.

Crea un tablero Kanban

Pocas empresas quedan que no utilicen programas de gestión de tareas para medir los progresos de los empleados y maximizar la eficiencia. Pues ahora vamos a hablar de cómo se puede hacer exactamente lo mismo de forma manual y en casa. Imagina que tienes por delante varios exámenes y diferentes temarios que estudiar y trabajos que realizar. O, por ejemplo, que estás preparando unas oposiciones y quieres organizar correctamente tu tiempo para llegar a todo antes de la convocatoria. Para lograrlo, vamos a crear un tablero Kanban.

Elegimos una superficie amplia, la pared de la habitación o una pizarra. Hacemos una lista con todas nuestras tareas y nos hacemos con un buen cargamento de post-it de distintos colores. Después, apuntamos cada una de nuestras tareas u objetivos en cada post-it. Podemos utilizar distintos colores según el grado de urgencia de las tareas, por ejemplo: prioritarias, importantes y pueden esperar.

Ahora creamos tres columnas dejando suficiente espacio entre ellas, ya que se trata de que podamos visualizar perfectamente nuestros avances para motivarnos. En una columna ponemos las cosas por hacer, en otra las cosas que estamos haciendo y en la tercera las tareas que ya hemos hecho (pendientes, en curso y hechas). Moveremos las notas de una columna a otra conforme vayamos pasando de fase y así, nos centraremos en pocas cosas gestionando mucho mejor nuestro tiempo y sin agobiarnos.

Otorga a cada color un significado

Este es uno de los usos más extendidos de los post-it o banderitas de colores: otorga un significado a tonalidad. Hazlo por temáticas, por orden de importancia, a modo de calendario o como a ti te resulte más fácil.

Memoriza con notas de preguntas y respuesta

Aquí tienes uno de nuestros trucos preferidos porque lo puedes hacer casi a modo de juego, como si se tratase de un trivial. Después de leer cada tema, extrae lo que te parezca más importante o más susceptible de caer en el examen y crea notas con esas preguntas y sus respuestas. El tamaño del post-it te obligará a ser breve y a sintetizar. Y puedes utilizar los colores para diferenciar los temas. Este método también es perfecto para que después de crear las preguntas, otra persona te pregunte por las respuestas.

Apunta conceptos o títulos clave

Los conceptos más importantes, esas palabras que siempre se te olvidan o los títulos clave. Apúntalos en post-it y colócalos a la vista para poder recordarlos con un simple vistazo.

Marca las páginas más importantes de tus apuntes o libros

Deja de doblar las esquinas de los folios y los libros y utiliza banderitas adhesivas de colores para señalar las páginas más importantes y poder volver a ellas siempre que lo necesites. Te ahorrará mucho tiempo.

Crea esquemas visuales

Volvemos al ejemplo de las casas reales. Crea esquemas visuales, árboles con diferentes ramas partiendo de la idea principal y dando forma a las secundarias. Esto te ayudará no solo a memorizar, también a comprender mejor lo que estás estudiando y a extraer lo verdaderamente importante.

Si quieres mejorar tu productividad en el estudio, puedes leer los siguientes artículos:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!