Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo subrayar apuntes: trucos y consejos

Cómo subrayar apuntes: trucos y consejos

El mundo se divide en dos tipos de personas, los que subrayan solo lo importante, y los que lo subrayan todo porque todo les parece importante. Si la última vez que intentaste hacer un resumen te quedó más largo que el libro, eres de los últimos y para ti es este artículo.

¿Qué importancia tiene el subrayado a la hora de estudiar?

El subrayado no es solo una de las técnicas de estudio más valoradas, también es de las más eficaces. Obliga a prestar atención, potencia la comprensión lectora y ayuda a extraer los conceptos clave del texto para poder realizar un esquema o resumen. En definitiva, nos fuerza a separar el grano de la paja favoreciendo la lectura analítica y comprendiendo la idea final de lo que tenemos delante.

Si tienes prisa recuerda que subrayar jamás es perder el tiempo y si no nos crees haz esta prueba. Coge un libro académico de un tema que no domines, ábrelo al azar, lee un capítulo y trata de explicárselo a alguien. Ahora léelo subrayando lo que consideres más importante y repite la explicación. ¿Notas la diferencia? Subrayar te obliga a concentrarte, a analizar y a organizar las ideas.

La jerarquía de los colores

Resaltar de manera visual los distintos conceptos por orden de importancia te facilitará tanto la memorización como el repaso. Elige al menos cuatro colores y asígnale a cada uno de ellos una categoría. Por ejemplo: amarillo para los títulos, verde para las palabras clave y las listas, rojo para las definiciones, y morado para las fechas y notas aclaratorias. De esta manera, identificarás con solo un vistazo el grado de importancia de cada una de las informaciones y la asimilarás más rápidamente. Escoge los colores a tu gusto, pero no recomendamos que sean más de seis para que no resulte demasiado confuso.

Técnicas de subrayado

En este apartado cada maestrillo tiene su librillo, pero nosotros te vamos a explicar algunas de las técnicas que han resultado ser más efectivas.

Subrayado lineal

Es la forma clásica de subrayado, la técnica más habitual. Se trata de trazar una línea simple o doble bajo las frases o palabras que queremos destacar.

Subrayado lateral

El subrayado lateral es el tipo de subrayado más indicado para destacar párrafos completos. En lugar de trazar líneas bajo las frases, trazamos una línea perpendicular al párrafo que queremos resaltar.

Subrayado estructural

Esta técnica consiste en escribir la idea principal del párrafo en su margen. De esta manera sabremos con un solo vistazo de qué trata el párrafo. Este tipo de subrayado también ayuda a estructurar la información.

Subrayado de realce

El subrayado de realce es similar al estructural, aunque en este caso no se trata de apuntar en el margen solo la idea principal del párrafo, también las dudas sobre el tema, los puntos más importantes o cualquier información que complete el texto.

Cómo subrayar apuntes de forma efectiva

Para subrayar de manera efectiva hay que identificar primero cuáles son las palabras o enunciados clave del texto, cuáles son las explicaciones que desarrollan las palabras o enunciados clave, y cuáles son los ejemplos, muy importantes a la hora de comprender lo que nos están explicando. Para identificar todas estas informaciones relevantes sigue los siguientes pasos:

  • Realiza una primera lectura como toma de contacto. No hace falta que profundices en lo que te está contando el texto, pero sí que entiendas la idea general que quiere transmitir, es decir, de qué nos está hablando.
  • Toca ahora hacer una lectura activa o comprensiva del texto identificando la información más significativa e intentando responder a las preguntas: ¿qué te está contando el texto?, ¿cuáles son las palabras y enunciados clave? Descarta la información prescindible.
  • Después de identificar lo importante, subráyalo. Títulos, conceptos y palabras clave, explicaciones necesarias para comprender la información, listados.
  • Lee ahora lo subrayado e intenta anotar en los márgenes la información complementaria que necesites. Llegados a este punto, a algunas personas les resulta de gran ayuda para memorizar, escribir todo lo subrayado y las anotaciones propias en unos nuevos apuntes.

Consejos para subrayar los apuntes

  • Si dudas sobre qué es lo importante, recuerda que los títulos y enunciados con completamente necesarios para saber de qué trata el tema.
  • Los listados y clasificaciones suelen ser importantes. Subráyalos.
  • Utiliza distintos colores para subrayar, asignando a cada uno de ellos una categoría. Por ejemplo: amarillo para títulos, azul para explicaciones y rojo para los ejemplos.
  • No es recomendable subrayar horizontalmente más de tres frases seguidas.
  • Utiliza para los párrafos importantes el subrayado lateral y completa la información con el subrayado estructural y de realce.
  • Recuerda que el azul es uno de los colores que el cerebro mejor memoriza.
  • Si en la segunda lectura no estás seguro de lo realmente importante, puedes comenzar tu subrayado con lápiz antes de utilizar rotuladores o subrayadores de colores.

Si te ha gustado nuestro artículo, también te interesará cómo hacer esquemas para estudiar.

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!