Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Mi ordenador reconoce la impresora, pero no imprime

Mi ordenador reconoce la impresora, pero no imprime

Tu ordenador reconoce la impresora pero ¡vaya por Dios!, no imprime. Antes de empezar a tirarte de los pelos y notar que se avecina un dolor de cabeza, presta atención. Resulta que no, esto no solo te pasa a ti. Las impresoras son fantásticas pero también caprichosas y, a veces, dejan de funcionar sin razón aparente.

Atasco o falta de papel, un archivo corrupto, consumibles agotados, controlador o driver desactualizado, cable de alimentación dañado… Vamos a revisar una a una las posibles causas hasta encontrar el motivo por el que tu impresora no imprime y, una vez encontrado, te ayudaremos a solucionarlo. ¿Empezamos?

1. El puerto de la impresora está dañado o mal conectado

Como siempre, lo primero que debemos hacer es reiniciar la impresora (ya sabes que esta es la solución estrella para casi todo), pero antes de hacerlo, comprueba que todas las conexiones sean correctas y que el puerto no esté dañado. El cable USB debe estar conectado a la impresora y a la computadora correctamente (al menos que la vayamos a utilizar con wifi) y tenemos que revisar que no esté estropeado ni tampoco doblado.

Si el cable y el puerto no presentan problemas, apaga la impresora y el ordenador y desconecta también el cable USB de la impresora. Después, imprime una página de comprobación del funcionamiento y, si esta página se imprime correctamente, comprueba si el driver y la aplicación están bien instalados.

2. El papel está atascado o el consumible está agotado

Otra de las razones por las que tu impresora, aunque el ordenador la reconozca, no imprime, puede ser el papel. Extrae de la impresora la bandeja de papel y revisa que no haya ningún atasco, residuo o papel arrugado. Comprueba también el estado de la cola de impresión. Si esta está llena o tiene otros documentos en cola, es posible que la impresora no imprima el documento que le has mandado y lo cargue a la cola de impresión. Si no se pone solución a la cola de impresión, la impresora no imprimirá e ira acumulando cada vez más documentos. Para ello, acude a ‘Inicio’, ‘Configuración’, ‘Dispositivos’, ‘Impresoras y escáneres’ y ‘Abrir cola’. Selecciona la opción que deseas y listo.

Y ahora vamos con los consumibles porque, aunque pueda parecer obvio, muchas veces la razón de que tu impresora haya dejado de imprimir se encuentra en la falta de tinta. La mayoría de las impresoras modernas muestran un aviso cuando se acerca el momento de reemplazar los cartuchos o el tóner, no obstante, podemos saber en todo momento la cantidad que nos queda comprobándolo desde el ordenador o desde el menú de la pantalla táctil de la impresora (en caso de que disponga de pantalla).

Si tienes que cambiar los cartuchos, asegúrate de colocarlos correctamente y de retirarles previamente la pegatina que protege su parte más sensible antes de instalarlos. Recuerda que en Webcartucho puedes comprar los cartuchos de tinta y tóners que necesita tu impresora.

3. La impresora no está configurada correctamente al sistema operativo

Si ya hemos comprobado que el problema no es un atasco en el papel, en la saturación de la cola de impresión ni en la falta de consumibles, puede que lo que está produciendo el fallo sea el driver. Lo mejor es desinstalarlo, reiniciar el ordenador e instalar el driver actualizado después. En muchos modelos, basta con hacer clic con el botón derecho sobre el nombre de nuestra impresora y automáticamente aparecerá la opción ‘Actualizar controlador’. En caso de que no puedas hacerlo desde Windows, puedes descartar la versión actualizada del driver desde la página web del fabricante.

Si esto tampoco funciona, prueba a desinstalar e instalar otra vez la impresora comprobando que la configuración es la correcta. Para hacerlo, vete de nuevo a ‘Impresoras e escáneres’, selecciona tu impresora y pulsa en ‘Quitar dispositivo’. Reinicia ahora el sistema operativo y después regresa a ‘Impresoras y escáneres’ y pincha sobre ‘Agregar impresora o escáner’. Cuando el sistema encuentre la tuya selecciónala.

4. El archivo a imprimir no es compatible con la impresora 5. Un programa o proceso está bloqueando la impresora

Para saber si el problema se encuentra en el programa que estamos utilizando para imprimir hay un truco muy sencillo: imprimir una página de prueba. ¿Cómo?

  • En el cuadrado de búsqueda de la pantalla (situado en la parte inferior izquierda) escribimos ‘impresoras’ y seleccionamos ‘Impresoras y escáneres’.
  • Hacemos clic ahora sobre nuestra impresora y nos saldrán varias opciones. Seleccionamos ‘Administrar’.
  • Ahora, en la columna de la izquierda, buscamos la opción ‘Imprimir una página de prueba’ y hacemos clic sobre ella.
  • ¿La página que se ha impreso sale bien? Entonces es más que probable que el fallo esté en el programa que estás utilizando para enviar los archivos a imprimir. Prueba desde otros programas.

Puedes leer las siguientes relacionadas con esta temática:

BLOG_RELATED_ARTICLES / ¡Descubre nuestros últimos artículos!