Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo limpiar los inyectores de una impresora

Cómo limpiar los inyectores de una impresora

Casi todos tenemos un secador de pelo en casa, pero eso no nos convierte en expertos conocedores de cada una de sus partes. Exactamente lo mismo pasa con las impresoras, con la salvedad de que estas suelen dar más problemas que un secador de pelo, por lo que sí conviene conocer, al menos, las partes que requieren cierto mantenimiento.

¿Sabes qué son y para qué sirven los inyectores de la impresora?, ¿son lo mismo que los cabezales?, ¿cuándo tenemos que limpiarlos y cómo? Son muchas preguntas, sí, pero las respuestas son sencillas. Te lo contamos.

Antes de empezar, ¿qué son los inyectores de una impresora?

Se suele hablar de limpieza de cabezales y de limpieza de inyectores indistintamente, lo que puede confundirnos. Los inyectores son las boquillas o conductos que integran el cabezal, por lo que un cabezal tiene muchos inyectores. Estas piezas mecánicas son las que, al calentarse, inyectan la tinta sobre el papel dando lugar a la impresión, por lo que son totalmente imprescindibles. Eso sí, según el modelo, estarán integrados en la propia impresora o en el cartucho.

Ahora que ya sabemos qué son y para qué sirven es importante que tengamos en cuenta que, con el uso, los inyectores pueden desgastarse, quemarse u obstruirse. Contra el desgaste no podemos luchar, es un proceso lógico, pero para unos inyectores obstruidos sí hay remedio: limpiarlos.

¿Cuándo hay que hacer una limpieza de inyectores?

Si al imprimir un documento este aparece con líneas, rayas, manchas, colores apagados o espacios en blanco, toca hacer una limpieza de inyectores. ¿Es lo mismo una limpieza de inyectores que una limpieza de cabezales? Exactamente lo mismo.

Recuerda que llevar a cabo la limpieza gasta tinta, así que para asegurarnos de que el problema de impresión se debe a unos inyectores obstruidos podemos realizar un test de inyectores. Si el test presenta fallos, debemos hacer la limpieza. No se debe utilizar la impresora con los inyectores obstruidos, y no solamente porque las impresiones serán de mala calidad, también se puede sobrecalentar el cabezal y quedar inutilizado.

Cómo limpiar los inyectores de una impresora paso a paso

Los pasos a seguir para realizar la limpieza de inyectores varían ligeramente en cada modelo de impresora. Sin embargo, estas indicaciones generales, son bastante exactas.

  • Accede al software de la impresora desde tu ordenador (puedes hacerlo desde la aplicación de Windows, desde el menú de inicio o desde la barra de tareas) y asegúrate de que la impresora esté encendida.
  • Haz clic en ‘Propiedades de la impresora’, ‘Preferencias de impresión’, ‘Mantenimiento’ y, por último, ‘Limpieza de cabezales’. El indicador de alimentación parpadeará mientras la impresora esté llevando a cabo la limpieza. Nunca apagues la impresora mientras este indicador esté intermitente.
  • Una vez que la limpieza haya concluido, imprime un patrón de test de inyectores para comprobar que el cabezal está limpio. Si no se imprime correctamente, repite el proceso un par de veces.
  • Si tras dos limpiezas la impresión continúa siendo incorrecta, quedan dos opciones. La primera es realizar una limpieza a fondo de los cabezales. Si aun así los problemas no se resuelven debemos ejecutar una limpieza completa de la impresora o limpieza del sistema. Esta operación consume una gran cantidad de tinta así que solo la llevaremos a cabo cuando sea completamente necesario.

Si te ha gustado este artículo, puedes seguir leyendo los siguientes:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!