Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Tipos de correctores de escritura

Tipos de correctores de escritura

Hay dos tipos de personas: las que optan por el tachón y las que prefieren el típex. Si estás en el segundo grupo, el de todos aquellos que siempre tienen en el estuche o sobre la mesa de la oficina un buen corrector para no dejar rastro alguno de un posible fallo de escritura, aquí te vamos a contar cuántos tipos de correctores de escritura existen y las ventajas y desventajas de cada uno.

Con el típex pasó como con los kleenex o los dodotis, que el nombre de la marca que popularizó los correctores, es decir, Tipp-Ex, alcanzó tanta fama que terminó usándose de forma genérica para identificar a cualquier producto similar. Por eso ‘típex’ está aceptado hasta por la RAE definiéndolo como “Líquido o cinta correctores que permiten tapar con una capa blanca lo escrito y volver a escribir encima”. Vamos entonces a enumerar los tipos de típex que puedes encontrar en el mercado y cuál es el que más te conviene según tu gustos y necesidades.

Correctores en cinta

La cinta correctora ha ganado terreno a los formatos líquidos y es ahora el tipo de corrector más utilizado. Podemos encontrarla de diferentes marcas y en formatos de distintos tamaños, pero siempre se trata de una cinta adhesiva que cubre completamente cualquier error de escritura.

Ventajas

Entre sus ventajas principales destacan la rapidez y la facilidad de uso, ya que no necesita secado y no nos obliga a esperar nada para volver a escribir encima. Es perfecta para utilizar en clase mientras se toman apuntes.

Desventajas

La única desventaja de este tipo de corrector es que en algunas ocasiones la cinta puede atascarse en la punta. No es algo corriente, pero si te ocurre, desliza la punta suavemente sobre el papel para que vuelva a fluir de nuevo.

Correctores en boli

Otra gran elección para estudiantes es el corrector líquido en formato boli. En su parte central cuenta con una forma un poco más abombada para que, al presionar con facilidad, el líquido blando salga por la punta.

Ventajas

Agitar, apretar y cubrir la errata, así de fácil y cómodo es utilizar un corrector en boli. Además, es uno de los formatos más duraderos y precisos, sale la cantidad justa y se adapta al tamaño exacto del fallo.

Desventajas

La desventaja principal es que, al ser líquido, se deben esperar unos segundos para que se seque antes de volver a escribir encima.

Correctores líquidos con pincel

Este tipo de corrector líquido viene en un bote que incluye un pincel aplicador para eliminar con total libertad cualquier error de escritura.

Ventajas

Fácil y cómodo, si eres cuidadoso, el típex líquido con pincel es ideal para cubrir con la mayor precisión un error milimétrico o uno mucho más extenso.

Desventajas

No es el más indicado para niños debido a su formato, cuando lleva un tiempo abierto y sin usarse se puede espesar y es más difícil usarlo y, al ser líquido, debes esperar a que se seque para escribir de nuevo encima.

Y ahora que ya conoces los puntos fuertes y los puntos débiles de cada tipo de corrector, ¿con cuál te quedas?

BLOG_RELATED_ARTICLES / BLOG_RELATED_ARTICLES_SUBTITLE