Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica de Cookies

¿Cómo puedo limpiar los cabezales de mi impresora Brother MFC?

Miriam Cantalapiedra Comentarios 0
Imagen de ¿Cómo puedo limpiar los cabezales de mi impresora Brother MFC?
31 ago.

¿Has limpiado alguna vez los cabezales de tu impresora Brother? ¿Por qué debes limpiarlos cada cierto tiempo? Habrás oído hablar mucho sobre esta herramienta de tu impresora, pero a veces por falta de tiempo o por desconocimiento tendemos a olvidarnos de su tratamiento. ¿Sabes por qué es conveniente estar pendiente de ellos? A lo largo de la vida de la impresora, la tinta que desprenden los cartuchos tiende a acumularse en los cabezales. Pero no solo eso, también se acumulan partículas de polvo.

¿Qué consecuencias conlleva la falta de limpieza de cabezales? Muy sencillo, tus impresiones pueden salir con rayas o manchas y ensuciar tus trabajos. En el caso de las impresoras multifunción Brother, el cabezal ya viene incorporado en las mismas. Es por ese motivo que con el tiempo y uso tienden a estropearse. Desde WebCartucho queremos aconsejarte que la mejor forma de alargar la vida de tu impresora y de todas sus piezas es hacer un buen mantenimiento, es decir, con limpiezas periódicas.

Ahora que ya sabemos por qué a veces nuestras impresiones salen con manchas o con huecos y que debemos realizar limpiezas periódicas, vamos a ver cuáles son los pasos que debemos seguir para realizarla.

Pasos para hacer una limpieza de cabezales en las impresoras Brother Multifunción:

  • Pulsa el botón de tinta.
  • Muévete por el menú a través de las flechas hasta que veas en la pantalla "limpiando".
  • Pulsa en "limpiando" y selecciona una de las opciones: negro, color o todas (esto dependerá del color o colores que presentando fallo).
  • Ahora sí el equipo realizará una limpieza de cabezales.

 

Recuerda que una vez realizado este proceso deberás imprimir una hoja de prueba. Si observas que las impresiones siguen apareciendo algo sucias, realiza una segunda limpieza y observarás cómo consigues solucionar el problema. Una vez que hagas la primera limpieza de cabezales ya no te costará tanto hacerlo cada cierto tiempo.

Déjanos tus Comentarios