Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

La impresora no recoge el papel

La impresora no recoge el papel

Estás a punto de imprimir unos documentos, lo tienes todo preparado, pulsas el botón de imprimir y la máquina empieza a emitir sonidos, pero resulta que no está imprimiendo, ni siquiera está cogiendo el papel. ¿Te ha pasado? Porque resulta que es una situación más frecuente de lo que puedas imaginar. El mal estado del papel (humedad, polvo, esquinas dobladas, ondulaciones etc.), una configuración errónea, unos rodillos sucios, tener la bandeja de papel sobrecargada… los motivos pueden ser muchos.

Vamos a analizar las posibles causas que pueden provocar que tu impresora no recoja el papel y qué puedes hacer para solucionarlo.

Cómo hacer que la impresora recoja el papel

El primer paso es saber dónde está el problema y para descubrirlo solo podemos revisar las posibles causas e ir descartando. Así que vamos a seguir estos pasos.

Comprueba la cantidad de papel que hay en la bandeja

Como es lógico, la bandeja debe tener papel para que la impresora pueda cogerlo, pero a menudo pecamos de exceso y, quizá para ahorrar tiempo, la sobrecargamos. Comprueba si este puede ser el origen del fallo. Lo mejor es que intentes imprimir colocando unas 10 hojas en la bandeja. Eso sí, carga solo un tipo de papel y asegúrate de que está en buenas condiciones (limpio, seco y sin roturas ni ondulaciones).

Prueba a reiniciar la impresora

El problema también puede encontrarse en la configuración de la impresora así que vamos a probar el remedio más universal: reiniciarla.

  • Con la impresora encendida, desconecta el cable de alimentación de la parte posterior y el cable de alimentación de la toma de pared.
  • Espera al menos 15 segundos.
  • Conecta de nuevo el cable de alimentación a la toma de pared y el cable de alimentación a la impresora.
  • Ahora, enciende la impresora e intenta imprimir. ¿Se ha solucionado el problema? Si no es así, seguimos.

Comprueba que el papel esté en buen estado

Otra posibilidad es que la impresora no coja el papel porque esté sucio, húmedo, doblado, arrugado o roto. ¿Qué hacemos?

  • Retiramos la pila de papel de la bandeja.
  • Comprobamos que no haya obstrucciones dentro de la bandeja y, para hacerlo, podemos utilizar una linterna para ver mejor el mecanismo y asegurarnos de que nada impida el paso del papel por los rodillos. Recuerda que incluso los trozos de papel pequeños pueden causar problemas .
  • Examinamos el estado del papel y, evidentemente, reemplazamos las hojas que estén en mal estado (si las hay). Hasta un defecto que nos pueda parecer insignificante, como una esquina algo doblada, puede provocar que la impresora no coja el papel.
  • Ahora nos aseguramos de que todo el papel que ponemos en la bandeja tiene el mismo tamaño y es del mismo tipo. Nunca pongas nunca varios tipos de papel en la bandeja al mismo tiempo.

Restablece los valores de la impresora

Si la causa del fallo está en la configuración de la impresora, a veces no basta con reiniciarla y hay que restablecer sus valores originales de fábrica. Y ¿cómo lo hacemos?

Si se trata de una impresora HP:

  • La apagamos y desconectamos el cable de alimentación durante 30 segundos.
  • Al encenderla de nuevo, mantenemos pulsado el botón de reinicio (generalmente está en la parte posterior del equipo) durante 10-20 segundos. La luz de advertencia o atención se encenderá.
  • Soltamos el botón de reinicio o reanudar y, si todo ha ido bien, la impresora restablecerá los valores predeterminados de fábrica.

En una impresora Brother normalmente bastará con seguir estos pasos:

  • Pulsa en ‘Menú’, utiliza las flechas para seleccionar ‘Configuración inicial’ y Ok, después ‘Reiniciar’ y Ok y, por último ‘Restaurar red’ y Ok.
  • A continuación, pulsa la flecha hacia arriba para seleccionar ‘Reiniciar’, confirma y pulsa de nuevo la misma flecha para seleccionar ‘Si’.

Y si tu impresora es Epson:

  • Haz clic en el botón de inicio y utiliza las flechas para seleccionar ‘Configuración’, ‘Ok’, ‘Restaurar ajustes predeterminados’ y ‘Ok’.
  • Saldrán diferentes opciones. Selecciona ‘Borrar todos los datos y la configuración: restablecer todos los ajustes’ y pulsa ‘Ok’.

Limpia los rodillos del papel

Si nada de lo anterior ha funcionado vamos a limpiar los rodillos para asegurarnos de que ningún residuo está impidiendo su buen funcionamiento. ¿Cómo los limpiamos? Seguimos estos pasos:

  • Apagamos la impresora y desconectamos el cable de alimentación.
  • Levantamos la bandeja de entrada y localizamos los rodillos (puede que necesites una linterna).
  • Humedecemos un algodón con agua embotellada y lo presionamos suavemente contra los rodillos mientras los giramos con los dedos.
  • Una vez limpios, tenemos que esperar al menos 10 minutos a que se sequen antes de volver a encender la impresora.

Lo más probable es que el problema ya esté resuelto. De lo contrario, es el momento de llamar al servicio técnico.

Si te ha intereado nuestra guía, puedes leer los siguietes artículos relacionados:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!