Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

¿Qué es la sublimación?

¿Te han regalado una taza con una foto de tus sobrinos o una camiseta con la frase ‘el mejor padre del mundo’? Pues tanto la taza como la camiseta están sublimadas. La sublimación es una técnica de impresión que te permite personalizar diferentes productos plasmando en ellos una imagen fotográfica o una frase. La clave es el calor, ya que solo mediante calor es posible traspasar el diseño a la superficie que hayamos elegido. Gracias a su sencillez se ha convertido en todo un fenómeno en el mundo de la moda, los accesorios y el ‘merchandising’, que han encontrado en la sublimación una manera fantástica de crear artículos únicos, exclusivos y originales.

¿En qué consiste la sublimación?

Imagina que has puesto en marcha un negocio de comida para llevar y quieres promocionarlo regalando delantales con tu logo. Para hacer los delantales lo mejor es recurrir a la técnica de la sublimación. ¿En qué consiste? En plasmar sobre el artículo elegido y de manera efectiva y permanente esa imagen que tienes guardada en el ordenador. Esto se consigue cuando la tinta para sublimación que has utilizado para imprimir tu diseño se activa con el calor y pasa del estado sólido al gaseoso penetrando en el producto.

¿Qué se necesita para sublimar?

Una impresa de inyección de tinta que debes usar exclusivamente para la sublimación. Es decir, si utilizas la impresora para sublimar con tinta normal, no volverá a servir para sublimar. A la hora de hacerte con la impresora deberás pensar qué tipo de artículos quieres sublimar. Si se trata de tazas, carcasas de teléfono, etc., te servirá una impresora pequeña en formato A4 como la Epson F100. Para la rotulación textil, en camisetas o sudaderas, necesitarás una impresa de mayor tamaño, como la F500 en formato A1.

Tinta de sublimación: se trata de tintas especiales que reaccionan con la temperatura convirtiéndose en gas y penetrando en la superficie del producto sublimable. La tinta de sublimación es el producto más importante para garantizar el buen resultado final del producto sublimado, por lo que es vital escoger una tinta de calidad para evitar la mala nitidez del diseño, la falta de intensidad de los colores y que pierdan definición con los lavados. Para sublimar se necesitan únicamente cuatro colores de tinta: negro, amarillo, cian y magenta. Ten en cuenta que cuando imprimas la imagen en el papel para sublimación no lo verás con el colorido de la imagen original. No te preocupes. Si cuentas con una tinta de calidad, el colorido será el correcto una vez fijes el diseño al artículo que vayas a sublimar.

Papel de sublimación: es el medio de transportar la tinta desde la impresora hasta el producto que vayas a sublimar. Un buen papel debe conseguir la máxima definición y permitir la máxima transferencia de tinta. Ten en cuenta, también, que aunque de distintas marcas, solo existe un tipo de papel para sublimación independientemente de lo que vayamos a sublimar, esto quiere decir que el papel será el mismo para tazas, telas, porcelanas, etc. A continuación, te dejamos una completísima guía sobre cómo usar papel de sublimación

Cinta térmica: su función es, básicamente, fijar el papel de sublimación ya impreso sobre el artículo y resistir la temperatura de la plancha.

Plancha transfer: para la elección de la plancha adecuada debes tener en cuenta una vez más el tipo y tamaño del objeto que vas a sublimar. Existen planchas transfer específicas para tazas, para platos; planchas con base plana para artículos como textiles, paneles fotográficos, bolsos…; y también planchas combo con platos intercambiables que te permiten sublimar diferentes artículos (esta opción es fantástica para negocios que subliman distintos objetos). No te pierdas nuestro post donde te contamos cómo limpiar y mantener una plancha de sublimación

¿Qué materiales se pueden sublimar?

Tejidos: camisetas, sudaderas, mochilas, baberos, bolsos de tela… se pueden sublimar todo tipo de prendas. Ahora bien, los textiles sublimables deben ser de poliéster o contar al menos con un 50% de poliéster en su composición. Este porcentaje no es casual, ya que se requiere al menos esa cantidad de poliéster para que la tinta se fije de manera permanente. Para obtener colores fieles al diseño original es recomendable que la sublimación se realice sobre un fondo blanco. De lo contrario, es decir, si eliges, por ejemplo, una camiseta de color rojo, las tintas de sublimación se sumarán al rojo del tejido y los colores del diseño aparecerán alterados.

Cerámica: tazas, platos, bandejas y cualquier otro producto de cerámica que esté preparado para la sublimación. En Webcartucho encontrarás una amplisima variedad de tazas para sublimar . Ten en cuenta que si el artículo no está previamente preparado para la sublimación tendrás que aplicarle un barniz especial antes de someterlo a esta técnica.

Llaveros, abridores, carcasas de teléfono y cualquier otro artículo polimerizado (cubierto con resina de poliéster) y que pueda soportar altas temperaturas.

Ventajas de la sublimación

  • La sublimación es una técnica relativamente sencilla que, además, se aprende de forma rápida.
  • Permite imprimir sobre soportes rígidos y superficies que no son planas como tazas.
  • Utilizando solo cuatro tintas (negro, amarillo, cian y magenta) obtendrás una gama ilimitada de colores, por eso no hay límites en cuanto a las tonalidades de tu diseño.
  • Podrás personalizar objetos de manera muy fácil.
  • El resultado es de calidad y duradero y, a diferencia de otras técnicas, no se percibe al tacto, no se puede rayar y no pierde color.
  • Tiene un bajo coste de producción y una alta rentabilidad si lo planteas como negocio.
  • Con pocas herramientas (impresora, tinta, papel y plancha) podrás sublimar todos los artículos que quieras.
  • En la actualidad, existen muchísimos productos preparados para la sublimación.

Inconvenientes de la sublimación

  • Los tejidos para sublimar (camisetas, sudaderas, bolsas, baberos, etc) deben ser de poliéster o tener al menos un 50% de este material en su composición.
  • Para que el resultado final sea exactamente igual que el diseño elegido, el fondo sublimado debe ser blanco. De lo contrario, los colores saldrán alterados.
  • Para sublimar cerámica y otros productos no textiles, estos deben contar con un recubrimiento de poliéster.
  • En cuanto a la impresora de inyección de tinta, si la utilizas con tinta normal no volverá a servir para sublimar.
  • Si el producto sublimado está expuesto siempre al sol, con el paso del tiempo podría perder color.
  • La resolución de la imagen que vamos a imprimir determinará el tamaño máximo que se puede ampliar.

Cómo sublimar paso a paso

  • Elige un diseño y el producto sobre el que quieres plasmarlo teniendo en cuenta que, aunque en el diseño no hay límites sí los hay en el artículo. Como hemos dicho, si es una prenda debe ser de poliéster o contar al menos con un 50% de este material en su composición, el fondo debe ser blanco y si se trata de otro tipo de material debe estar adaptado a la sublimación y poder resistir altas temperaturas.
  • Imprime ahora la imagen elegida en una impresora de inyección de tinta equipada con tinta para sublimación y en papel también para sublimación. Recuerda que en el papel no verás la imagen con el colorido original, no te preocupes.
  • Ten en cuenta tanto el tamaño de la impresión como el del artículo que vas a sublimar y recorta la imagen para poder fijarla adecuadamente al producto. Si se trata de una taza o cualquier otro objeto que no sea plano, conviene fijar la imagen mediante cinta térmica. Si el papel no queda pegado con la presión justa, el resultado no será bueno.
  • Coloca ahora el artículo sublimable con el papel impreso en la plancha, ajústalo y déjalo el tiempo que te indiquen las instrucciones.
  • Cuando el proceso haya terminado, el artículo estará muy caliente. Antes de retirarlo espera a que se enfríe o utiliza un guante de protección.

¡Listo! ¡Ya tienes tu artículo personalizado!

Si has llegado hasta aquí, estamos seguros que también te interesará nuestra guía de cómo sublimar una taza.

Además, si estás comenzado en el mundo de impresión profesional, te pueden interesar los siguientes artículos:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!