Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

¿Por qué mi impresora imprime lento?

Son muchos los motivos por los que tu impresora puede comenzar a imprimir de forma demasiado lenta, sin embargo, este problema, además de molesto, ralentiza el flujo de trabajo. En este artículo vamos a repasar los motivos por los que esto puede ocurrir y las soluciones que podemos implementar para ponerles remedio. ¿Listos? ¡Empezamos!

Motivos por los que la impresora imprime lento

La configuración de la impresora y la resolución de la impresión, la cantidad de documentos en cola, un software desfasado, complicaciones de conexión con el cable USB… las razones por las que tu impresora imprime lento pueden ser varias. Vamos a ir repasando uno a uno los posibles motivos.

Documentos en cola

Los documentos en cola pueden generar atascos. Para solucionarlo, cancela los documentos en cola y reinicia el proceso. La forma más sencilla es buscar el icono de la impresora en la barra de herramientas y al hacer clic sobre él aparecerán los documentos que están a la espera de ser impresos. Con el botón derecho, podemos pulsar sobre cada documento y darle a cancelar. ¿Necesitas información más detalla? Echa un vistazo a nuestro post "Cómo eliminar la cola de impresión bloqueada" donde te lo explicamos con más detalle.

Calidad óptima de impresión

Verifica la resolución de la impresión, cuanto más alta sea más tardará en imprimir. Si tenemos configurada la impresora para que imprima en modo óptima, la impresión tendrá mejor calidad pero tardará más en producirse. Si no es necesario, desactiva este modo y cámbialo por el modo estándar. Ten en cuenta que los documentos que contengan gráficos o fotografías también ralentizarán la impresora.

Cable USB

Cabe la posibilidad de que el cable USB que estemos utilizando, por tamaño, distancia o fallos en la conexión provoque que nuestro equipo funcione lentamente. Lo mejor es que hagamos la prueba con otro cable para comprobar si la velocidad aumenta.

Otros motivos

Un disco duro con poco espacio, tener demasiados programas abiertos o el sobrecalentamiento de la impresora si lleva imprimiendo mucho rato también pueden ocasionar su ralentización.

Soluciones si tu impresora imprime lento

Vamos ahora a poner en práctica una serie de soluciones para mejorar la velocidad de nuestra impresora.

Actualiza o vuelve a instalar el controlador de la impresora

La mayoría de los usuarios que dieron cuenta de una impresión demasiado lenta comprobaron que el problema radicaba en el controlador de la impresora. Para reinstalarlo hay que seguir estos pasos:

  • Vete a ‘Inicio’ y haz clic sobre ‘Administrador de dispositivos’.
  • Localiza tu impresora, haz clic con el botón derecho y selecciona ‘Desinstalar dispositivo’ en el menú.
  • Aparecerá un cuadro de diálogo de confirmación, comprueba que ‘Quitar el software del controlador para este dispositivo’ está disponible y haz clic en ‘Desinstalar’.
  • Después de eliminar correctamente el controlador haz clic en el icono ‘Buscar cambios en el hardware’.
  • Windows intentará ahora instalar el controlador predeterminado para la impresora. Comprueba si el problema sigue existiendo.

Para actualizar el controlador de la impresora el método más sencillo es visitar el sitio web del fabricante y descargar los controladores más recientes para tu modelo. Otra opción es utilizar herramientas de terceros como TweakBit Driver Updater, que actualiza de manera automática los controladores obsoletos.

Asigna una nueva IP a tu impresora

A veces, el problema puede estar en la dirección IP de la impresora. Modificarla no es demasiado complicado, pero en este punto lo mejor es acudir al manual de instrucciones de tu marca y modelo para llevar a cabo el cambio. Puedes leer nuesto post cómo saber la IP de mi impresora.

Modifica los ajustes de impresión

Como hemos dicho, el problema de una impresión lenta puede estar en los ajustes de impresión. Si tienes configurada una resolución demasiado alta o el modo óptima, la calidad de la impresión será muy buena pero también se ralentizará, cambia el modo por la impresión normal. Elimina también cualquier documento que se encuentre en cola de impresión.

Aumentar la capacidad de la memoria RAM

Aumentar la capacidad de la memoria RAM de nuestra impresora incrementará también su velocidad. Primero, comprueba la cantidad de memoria ya instalada en tu equipo y consulta también la cantidad máxima de memoria que permite. Los expertos aconsejan adquirir solo memoria RAM del mismo tipo y velocidad que la memoria ya instalada.

Reinicia la impresora

Algunos usuarios aconsejan desconectar la impresora desenchufando el cable de alimentación mientras la impresora está encendida. Desconectamos también el cable USB, esperamos unos minutos y presionamos manteniendo pulsado el botón de encendido durante unos 30 segundos o más para eliminar cualquier carga adicional. Conectamos la impresora de nuevo al PC, la encendemos y comprobamos si el problema por fin ha desaparecido.

Te puede interesar cómo solucionar las siguientes incidencias:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!