Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Problemas de color en la sublimación

Problemas de color en la sublimación

Has empezado a personalizar productos mediante sublimación y has tenido problemas con el color, ¿te suena? Colores mal trasferidos, mezclados, opacos, con sombras, con rayas blancas… Tienes que saber que sea cual sea la técnica de estampación que utilices, tendrás que pasar por un proceso de aprendizaje, ¡no te desanimes! En este artículo vamos a analizar los motivos principales que pueden ocasionar problemas con el color durante el proceso de sublimación y veremos cómo solucionarlo.

Motivos por los que puede haber problemas de color en la sublimación

Son varios los contratiempos que pueden surgir con el color durante la sublimación y muchas las causas que pueden provocarlos. Pero antes de analizar posibles fallos con la impresora, las tintas, la plancha o el software de gestión del color, asegúrate de que estás sublimando los materiales correctos.

No cualquier producto se puede sublimar. Recuerda que si se trata de tejidos, deben estar compuestos en su mayoría de poliéster y que si hablamos de cerámica u otros artículos, deben contar con un recubrimiento especial de polímero. Para que los colores se reproduzcan fielmente también es necesario que el soporte o color de fondo sea blanco, de lo contrario, las tonalidades finales pueden verse alteradas.

La impresora

Para descartar que el problema se deba a la impresora lo mejor es realizar un test de inyectores y limpiar los cabezales una vez por semana. La tinta seca en el cabezal puede provocar, por ejemplo, líneas blancas y sin color en los estampados.

Las tintas

En cuanto a las tintas, lo primero que debes saber es que si utilizas tu impresora para sublimar con tinta común, no volverá a servir para sublimar. Compra siempre tintas de sublimación y utilízalas antes de que llegue la fecha de caducidad. También es conveniente optar siempre por la misma marca y no mezclar tintas de varios tipos.

La plancha

Controlar la temperatura de la plancha es indispensable para un buen resultado final. Una imagen borrosa, por ejemplo, puede deberse a una temperatura excesiva. Además, limpiar la plancha con regularidad evitará las manchas. De hecho, y además de limpiarlas correctamente, algunos expertos recomiendan usar un papel de teflón como el que se usa para el horno sobre las placas y otro sobre la prenda. Es importante mencionar que en nuestra tienda online podrás encontrar todo tipo de productos de limpieza para sublimación al mejor precio del mercado online.

Es importante que recuerdes que en Webcartucho disponemos de papel para sublimación de la más alta calidad en diferentes formatos y medidas.

El software de gestión del color

La gestión del color es complicada porque los colores que vemos en la pantalla del ordenador y los que crea nuestra impresora son distintos. Por eso resulta imprescindible instalar en nuestro equipo el perfil de color y el driver correspondiente al modelo de nuestra impresora, para que se encarguen de traducir los colores de la manera más fiel posible. Lo mejor es hacer pruebas, ya que no siempre damos con la configuración ideal a la primera, y anotar todos los datos de nuestro mejor resultado.

Otros motivos

  • Una imagen de mala calidad nos dará un resultado igualmente malo.
  • Si una vez sublimado el producto la imagen sale borrosa puede deberse a que el papel se ha desplazado durante el proceso de planchado.
  • Si la imagen sale tenue, es decir, poco nítida, es posible que hayamos utilizado el papel de sublimación por el lado incorrecto (el lado correcto es el más brillante).
  • El papel húmedo también puede ocasionar problemas en el color.

Nuestros consejos para evitar problemas de color al sublimar

  • Recuerda utilizar productos sublimables, es decir, tejidos que se compongan en su mayoría de poliéster o artículos recubiertos de un polímero especial.
  • Es conveniente que el objeto o prenda que vayamos a sublimar sea de color blanco para que los colores no salgan alterados.
  • Limpia la plancha transfer con regularidad para evitar las manchas de tinta y controla el tiempo y temperatura que requiere cada artículo para sublimarse.
  • Evita que el papel se desplace durante el planchado fijándolo con cinta térmica.
  • Realiza una limpieza de cabezales en la impresora cuando piensas que pueden estar obstruidos.
  • Guarda el papel en un sitio seco.

Si te interesa el mundo de la sublimación y la personalización, estamos seguros que te gustaran los siguientes artículos:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!