Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo ahorrar al sublimar

Cómo ahorrar al sublimar

Cualquier momento es bueno para ahorrar unos euros, así que atiende. Hay muchos detalles que contribuyen a incrementar los gastos en el proceso de sublimación: elegir los materiales idóneos, mantener los cabezales de la impresora limpios o no desperdiciar energía. Como sabes, la sublimación, muy de moda para personalizar ropa y objetos por su sencillez y eficacia, requiere una inversión inicial y ciertos gastos que se mantienen en el tiempo (papel, tinta y electricidad). ¿Hay alguna manera de reducir costes manteniendo la calidad en los resultados?

¿Se puede ahorrar dinero al sublimar?

Aunque existen gastos ineludibles a la hora de llevar a cabo cualquier trabajo de sublimación, hay cosas que podemos tener en cuenta para no tirar el dinero. En primer lugar, ¿qué necesitamos para sublimar? Una impresora, tinta de sublimación, papel de sublimación, una plancha y, por supuesto, el objeto o prenda que vayamos a estampar. Debemos pensar qué queremos sublimar y cuál será nuestro volumen de producción. En base a esto, no compraremos, por ejemplo, una plancha multifunción si solo queremos sublimar tazas.

Resulta imprescindible, además, tener en cuenta las características que deben reunir los materiales sublimables para no comprar 50 camisetas que al final no te sirvan. Recuerda que, en el caso de los tejidos, deben estar compuestos en su mayoría de poliéster y es preferible que sean de color blanco, de lo contrario, los colores saldrán alterados. Si vamos a sublimar tazas, cerámica o cualquier otro producto no textil deben contar siempre con un recubrimiento de poliéster.

El mantenimiento adecuado de la impresora, la plancha y el papel también son fundamentales para alargar su vida útil y no desperdiciar energía ni tinta. ¿Que cómo lo tienes que hacer? No te apures, te lo explicamos.

Trucos para ahorrar al sublimar

Una vez que tienes la impresora y la plancha transfer, los gastos recurrentes serán la tinta y la electricidad. Pero antes de pararnos a explicar cómo puedes ahorrar en ambas cosas, recuerda que un mal mantenimiento de la impresora o la plancha pueden estropearlas antes de tiempo provocando que tengas que hacerte con nueva maquinaria. Para sublimar sirve cualquier impresora de inyección de tinta pero ten en cuenta que si utilizas la impresora con tinta normal en lugar de tinta de sublimación, no volverá a servir para sublimar.

En cuanto a la plancha, evita que sufra averías limpiándola con regularidad e impidiendo la acumulación de tinta. Recuerda que en Webcartucho tenemos variedad de productos de limpieza para sublimación. Además, si en lugar de colocar el objeto o prenda que vayas a sublimar en el centro de la plancha lo colocas en alguna de las esquinas, con el tiempo se producirá un desgaste que desequilibrará la guía.

Y no te olvides del papel de sublimación, aunque es un producto barato no tienes por qué tirarlo en cualquier parte y dejar que se estropee. Guárdalo en el mismo envoltorio en el que lo adquieres y en un lugar seco, lejos de humedades y fuentes de calor que puedan dañarlo.

Ahorrar tinta

  • Opta por tintas de sublimación compatibles, mucho más baratas que las que venden las marcas de impresoras y con unos resultados igual de buenos. En Webcartucho encontrarás las tintas de sublimación PixColor, la marca con la mejor relación calidad-precio del mercado.
  • Muchas veces, la impresora expulsa más tinta de la que puede absorber el papel y, por tanto, se desperdicia. Para evitarlo, hay que ajustar el límite de tinta en el driver de la impresora. Para determinar exactamente en qué porcentaje fijamos el límite sin perder calidad debemos imprimir primero un patrón de prueba.
  • No apagues y enciendas la impresora todo el rato, no solo consume más energía, también se activará el proceso de limpieza automáticamente cada vez que la pongas en marcha consumiendo tinta de forma innecesaria.

Además, disponemos de variedad de cartuchos de sublimación para impresoras Epson y cartuchos de sublimación para impresoras Ricoh al mejor precio online con los que podrás ahorrar sin renunciar a la calidad del resultado final.

Ahorrar electricidad

Tanto la impresora como la plancha transfer consumen energía, no obstante, hay ciertas cosas que tú puedes hacer para que cuando llegue la factura no te de una embolia.

  • Planifica el trabajo y, como decíamos en el punto anterior, no apagues y enciendas la impresora varias veces en una misma jornada.
  • Las impresoras más nuevas incorporan sistemas de ahorro de energía. Si la tuya tiene la opción de hibernación, actívala. Consume menos y solo se activa a la hora de imprimir.
  • La planificación también es fundamental a la hora de utilizar la plancha. Lo más aconsejable sería no tener que apagarla y encenderla continuamente, ya que consumirá más electricidad para alcanzar la temperatura justa. Eso sí, cuando no la estés utilizando, apágala y desenchúfala.
  • Por último, y este consejo se extiende a todos los ámbitos, analiza tu factura para no tener contratada más potencia de la que necesitas. Esto supondría un sobrecoste absurdo en cada factura.

Si quieres amplicar tus conocimientos sobre el mundo de la sublimación, puedes leer las siguientes guías:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!