Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Politica de Cookies

Impresión 4D. ¿Para qué sirve y cuándo llegará a nuestras casas?

Sara Martínez Comentarios 0
Imagen de Impresión 4D. ¿Para qué sirve y cuándo llegará a nuestras casas?
09 sep.

Te planteamos un juego sencillo: si hablamos de imprimir, ¿qué es lo primero que te viene a la mente? La mayoría habréis visualizado folios escritos en tinta, fotografías, libros o documentos y, por supuesto, esta sigue siendo la realidad, pero una realidad que ya convive con otras mucho más asombrosas. Hace tiempo que la tecnología 3D puede imprimir casi de todo, desde órganos vitales a edificios enteros. Son muchos los que tienen en su casa una impresora 3D con la que pueden reproducir miniaturas de la Torre Eiffel, dragones o muñecos de sí mismos (cada uno se divierte como quiere).

Ahora lee con atención esta historia, es breve, prometido. Kaiba, Garret e Ian nacieron en Estados Unidos con una grave y rara anomalía en las vías respiratorias. La tecnología 3D ya había demostrado su capacidad para salvar vidas creando prótesis, huesos, cartílagos… El problema es que los niños crecen y cualquier cosa que se les implante debe crecer con ellos. Con apenas unos meses, se les colocó en la tráquea una férula impresa en 4D para facilitar su respiración. ¿La clave? Que la férula creció con los niños hasta que sus bronquios fueron lo bastante fuertes y entonces el implante se disolvió solito. ¿Magia? Casi.

La tecnología 4D revolucionará los límites y la industria. El secreto no está en la impresora, está en los materiales. Si la impresión 3D consiste en la adición de capas para crear objetos tridimensionales pero inanimados, la 4D les infunde vida. Expliquémoslo mejor. Los materiales cambiarán al ser expuestos a un estímulo externo como el calor, el agua o la luz. Esos materiales, que se pueden crear con una impresora 3D, se adaptan al entorno, se autoensamblan e incluso pueden llegar a autorrepararse.

¿Te imaginas que tu ropa se adecúe a las condiciones climatológicas?, ¿que una tubería regule su ancho según el caudal?, ¿o que las grietas de tu casa cicatricen por sí solas sin necesidad de masilla? La impresión 4D está llamada a cambiar nuestras vidas. La pregunta es ¿cuándo llegará a los hogares?

Déjanos tus Comentarios