Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

Cómo sublimar azulejos

Cómo sublimar azulejos

¿Te apetece decorar tu casa creando un mural personalizado sobre los azulejos de la cocina o el baño? ¿Quieres imprimir tu foto preferida en un azulejo o crear un regalo original para alguien especial? Estás en el lugar adecuado. Versátil y sencilla, la sublimación es la técnica de impresión ideal para personalizar textiles y soportes rígidos como la madera, la cerámica o cualquier otro artículo polimerizado (recubierto con resina de poliéster). Además, cuando buscamos un resultado de calidad y duradero con una gama ilimitada de colores y calidad fotográfica, la sublimación gana al resto de procedimientos.

¿En qué consiste exactamente la sublimación? En transferir el diseño que hemos elegido y que hemos impreso en papel de sublimación con tinta de sublimación a un soporte específico mediante calor. Para entendernos, la tinta, que está en estado sólido, reaccionará al calor pasando del estado sólido al gaseoso y penetrando en el producto que, en este caso, será un azulejo.

¿Qué se necesita para sublimar azulejos?

Los materiales empleados para sublimar son siempre los mismos aunque cambiemos el soporte sublimado. Así que esto es lo que necesitarás:

  • Una impresa de inyección de tinta que debes usar exclusivamente para la sublimación. ¿Que por qué exclusivamente? Porque en el momento en que la utilices con tinta normal no volverá a servir para sublimar.
  • Tinta de sublimación, es decir, que para llevar a cabo este proceso no sirve la tinta corriente. Las tintas de sublimación son especiales porque reaccionan con la temperatura convirtiéndose en gas y penetrando en la superficie del producto sublimable.
  • Papel de sublimación porque no, tampoco sirve un folio normal, necesitamos un papel diseñado específicamente para transportar la tinta desde la impresora hasta el objeto que vamos a sublimar y tratado para que el calor que activará el proceso no lo funda.
  • Una plancha transfer que deberá adecuarse al tipo de producto que vamos a sublimar. Con esto queremos decir que hay muchos tipos de planchas transfer (específicas para tazas, con base plana, con plantos intercambiables, etc) y la mejor para sublimar azulejos es la vertical, una prensa térmica con un plato inferior que se desplaza y un sistema vertical de apertura y cierre.
  • Nos vamos a hacer también con una almohadilla o lámina de teflón para evitar que la superficie de la plancha se dañe con el azulejo.
  • Y, por último, pero no menos importante, evidentemente, el azulejo o azulejos que queramos sublimar. Te recordamos que deben estar siempre preparados para el proceso, es decir, polimerizados, y que puedes elegir entre diferentes acabados. Con brillo son perfectos para la impresión de fotografías, pero no muy aptos para colocar en lugares que requieran limpieza frecuente (baños, cocinas). Para estas estancias están más indicados por su resistencia los de acabado mate.

Cómo sublimar azulejos paso a paso

  • Primero, imprimimos el diseño que queramos transferir al azulejo utilizando la tinta y el papel de sublimación. Aunque deberás hacer pruebas, una resolución de 300 ppp suele dar buen resultado. También conviene que el tamaño del papel sea un poco mayor que el del azulejo para envolver sus bordes y esquinas.
  • Ahora colocamos el papel impreso boca arriba sobre la base de la prensa y el azulejo boca abajo sobre el papel. De esta manera resulta muy sencillo alinear el producto con la imagen.
  • Una vez hecho esto, cubrimos el azulejo con la lámina de teflón y cerramos la plancha aplicando una presión media. Si la presión es demasiado baja, los colores no se trasferirán bien y si es demasiado alta, se podría romper el azulejo.
  • La temperatura adecuada rondará los 200 grados y el tiempo variará dependiendo de la temperatura externa aunque, como norma general, se establecerá entre 6 y 8 minutos. Si sublimamos varios azulejos al mismo tiempo o son más gruesos, el tiempo se incrementará varios minutos.
  • Una vez terminado el proceso retira el azulejo de la plancha con cuidado y utilizando guantes de horno.

Nuestros consejos para sublimar azulejos correctamente

  • Hay quien sublima los azulejos boca arriba, sin embargo, y ya que los bordes no suelen ser uniformes, es más conveniente hacerlo boca abajo.
  • Tendrás que realizar pruebas hasta conocer tu equipo, porque condiciones como el tiempo, la presión y la temperatura pueden variar de una plancha a otra.
  • Si los azulejos están muy fríos o húmedos, precaliéntalos en la misma prensa durante 5 o 10 segundos sin el papel de sublimación.
  • Es conveniente que el azulejo sea de color blanco para que los colores impresos queden perfectos.

Si quieres ampliar tus conocimientos en el mundo de la sublimación, estamos las siguientes guías te interesan:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!