Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de 40 € (envío estándar 3,95 €)

¿Por qué mi impresora imprime rojo? Soluciones

¿Por qué mi impresora imprime rojo? Soluciones

Que la impresora no funcione correctamente es tan frustrante como que la leche hirviendo se derrame en el microondas. O más. Y si hablamos de la impresión en color, que las tonalidades no se vean con la calidad adecuada o que toda la página aparezca en un solo color son algunas de las consultas más frecuentes. En este caso vamos a resolver un problema concreto: ¿por qué tu impresora imprime únicamente en rojo? Te contamos las principales causas y cómo ponerles remedio.

Motivos por los que tu impresora solo imprime en rojo.

Lo primero que debes revisar es el nivel de tinta de los cartuchos. Puede que el negro se haya agotado y por eso el dispositivo esté imprimiendo en rojo. Otra de las causas más probables la encontramos en los cabezales de impresión, si están sucios u obstruidos, impiden que la tinta pase al papel. Así que antes de llamar al servicio técnico, descartemos que el fallo se deba a algo que podamos solucionar nosotros mismos.

Soluciones si tu impresora solo imprime en rojo

¿Lo primero que debemos hacer? Comprobar los niveles de tinta. Podemos hacerlo desde la aplicación de la impresora o directamente desde Windows. Recuerda que en nuestra tienda puedes encontrar la tinta para tu impresora.

Desde la aplicación de la impresora:

  • Si tienes la aplicación de la impresora instalada en tu equipo, comprobar el nivel de tinta de los cartuchos es muy sencillo. Busca el icono en forma de lupa ubicado en la parte inferior izquierda de la pantalla y haz clic sobre él. Escribe ahora en el recuadro de búsqueda la marca de tu dispositivo (Epson, Canon, HP, etc). Cuando te aparezca la aplicación pulsa sobre ‘Abrir’ y busca ahí el nivel de tinta de tus cartuchos.

Desde Windows:

  • Si prefieres hacerlo directamente desde tu pc vete a ‘Panel de control’, y busca desde ahí la carpeta ‘Impresoras y faxes’ o ‘Impresoras y escáneres’. Haz clic en el botón derecho sobre el icono de tu impresora y selecciona ‘Propiedades’ o ‘Configuración de la impresión’ para que te muestre los niveles de tinta.

Si el problema no se encuentra en la falta de tinta de uno de tus cartuchos es más que probable que el error se encuentre en los cabezales. Para asegurarnos, ya que la limpieza de los cabezales gasta tinta, imprime un test de inyectores. Una vez que lo tengas, revisa que la impresión no tenga defectos, espacios en blanco, rayas o zonas borrosas. De ser así, realizamos directamente una limpieza de cabezales. ¿Cómo? Así:

  • Accede al software de la impresora desde tu ordenador (puedes hacerlo desde la aplicación de Windows, desde el menú de inicio o desde la barra de tareas) y asegúrate de que la impresora esté encendida.
  • Haz clic en ‘Propiedades de la impresora’, ‘Preferencias de impresión’, ‘Mantenimiento’ y, por último, ‘Limpieza de cabezales’. El indicador de alimentación parpadeará mientras la impresora esté llevando a cabo la limpieza. Nunca apagues la impresora mientras este indicador esté intermitente.
  • Una vez que la limpieza haya concluido, imprime un patrón de test de inyectores para comprobar que el cabezal está limpio. Si no se imprime correctamente, repite el proceso un par de veces.

Si te ha gustado este artículo, te puede interesar:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!